«Por una Andalucía que no se arrodille»

Esperanza Oña evita los tópicos y reivindica el llamamiento a todas las ideologías del Padre de la Patria Andaluza.

Griñán, ayer en la ofrenda floral al busto del Padre de la Patria Andaluza que preside el Patio del Recibimiento
Griñán, ayer en la ofrenda floral al busto del Padre de la Patria Andaluza que preside el Patio del Recibimiento

SEVILLA- El Parlamento homenajeó ayer a Blas Infante en el 125 aniversario de su nacimiento en el municipio malagueño de Casares. Homenaje en tres actos: una ofrenda floral al busto que preside el patio de entrada a la Cámara; intervención de los portavoces de los tres grupos; y broche solemne con el discurso de la presidenta de la Cámara, Fuensanta Coves, seguida de una versión para violín y chelo de la canción dedicada a la blanquiverde tejida por Carlos Cano. El termómetro apuntando los cuarenta grados, bronceado en los parlamentarios que han adelantado las vacaciones y poco entusiasmo entre la concurrencia a la hora de hinchar pulmones para cantar el himno que interpretó la banda de Coria del Río. Excepto el alcalde de Marinaleda y parlamentario Juan Manuel Sánchez Gordillo, que alzaba el puño derecho, el de los comunistas clásicos. El habitual formalismo y los tópicos sobre Blas Infante no empaparon el discurso de la portavoz parlamentaria del PP-A, Esperanza Oña. La dirigente popular llamó a que la figura del Padre de la Patria Andaluza, que será nombrado también presidente de honor de la Junta, sirva como acicate para una tierra que necesita desterrar el paro y el «sectarismo ideológico». «Un día como hoy, hace 125 años, nació una esperanza para nuestra tierra. Por ello, el mejor homenaje que podemos ofrecer es trabajar por una Andalucía que no se arrodille. No se trató sólo de lograr la autonomía, sino de establecerla como herramienta últil de progreso». «Nuestro mejor homenaje sería la Andalucía del pleno empleo, muy lejos de nuestra Andalucía real». Oña leyó las mismas palabras sobre Blas Infante que, nada más subir al atril, retomó su hija María de los Ángeles Infante: «Andaluces de todos los campos y partidos, venid a esta labor, los hombres de ideas más opuestas...». La secretaria general del PA, Pilar González –molesta con la intervención de Oña–; el presidente de la patronal, Santiago Herrero – esta vez sin la compañía de los líderes de los sindicatos–; o el Defensor del Pueblo andaluz siguieron desde la tribuna de invitados la intervención de la presidenta de la Cámara, que pronunció un discurso con menos aristas que el del 28-F. «Nuestra responsabilidad es continuar esa obra y hacerlo con más ilusión en estos momentos difíciles».