Neira mejora pero sigue grave

El profesor Jesús Neira, que permanece en la UCI del Puerta de Hierro de Majadahonda desde el pasado 14 de octubre, experimentó ayer una leve mejoría al reducirle la asistencia respiratoria, aunque su estado continúa siendo grave, según el último parte médico del centro hospitalario

El profesor Neira ha estado en el ojo del huracán mediático desde agosto de 2008
El profesor Neira ha estado en el ojo del huracán mediático desde agosto de 2008

En concreto, el informe de los facultativos sobre el estado de Jesús Neira indicó que el profesor «ha experimentado una leve mejoría» y que se le «está reduciendo la asistencia respiratoria». Con todo, «la situación del paciente continúa siendo estable dentro de la gravedad de su estado», informó el centro hospitalario.

La semana pasada, Neira sufrió dos insuficiencias respiratorias, que alertaron a los médicos. Los sanitarios del centro temían que pudiera tener una tercera que, dado su delicado estado de salud, podría resultar irreversible. El profesor, de 57 años, fue ingresado por una hemorragia cerebral en el Servicio de Medicina Intensiva del hospital por presentar una afección vascular cerebral.

La primera entrada en el centro hospitalario de Jesús Neira tuvo lugar en agosto de 2008, tras ser agredido por el fallecido Antonio Puerta, al intentar evitar lo que él creía que era una agresión a su pareja, Violeta Santander. El profesor entró en coma cuatro días después de esa agresión y estuvo ingresado en el hospital 256 días durante los que se temió por su vida. El agresor fue condenado a siete meses y quince días de prisión.

Por su parte, Neira logró recuperarse y fue dado de alta el 16 de abril de 2009, tras lo que se sometió a una craneoplastia o implantación de una prótesis en la parte del cráneo que le había sido extraída para poder operarle de urgencia cuando fue agredido.

Por su heroica actuación al defender a la novia de Puerta, el profesor se convirtió en un símbolo de la lucha contra los malos tratos y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre le concedió la Medalla de Oro al Mérito Ciudadano y le nombró presidente del Consejo Asesor del Observatorio Regional de la Violencia de Género. Sin embargo, su imagen cayó en picado tras ser detenido por la Guardia Civil por conducir ebrio. Escándalo por el que fue condenado a una multa y a diez meses sin carné, y que supuso su salida del Observatorio.

A partir de ahí, la vida de Neira y su agresor Antonio Puerta se convirtió en una fatídica desgracia. Casualmente la muerte de Antonio Puerta se produjo el mismo día que se cumplían dos años de la salida del coma de Neira. El informe preliminar de la autopsia reveló que se trataba de un paro cardíaco provocado supuestamente por una sobredosis de drogas. Mucho se habló en aquella fecha sobre la maldición del 2 de agosto, la fecha en que se encontraron en el hotel de Majadahonda. Nada hacía presagiar entonces el terrible final de uno y el peregrinar por los centros hospitalarios del otro.