Prisa emprende nuevas acciones legales contra Mediapro

El motivo se debe a posibles intentos de "perjudicar"su cotización en bolsa debido a un comunicado a la CMNV

Jaume Roures consejero delegado de Mediapro
Jaume Roures consejero delegado de Mediapro

Prisa anunció hoy que estudia emprender nuevas acciones penales contra Mediapro, en este caso por su comunicado del pasado viernes a la CNMV en el que le acusaba de falsear y ocultar datos a los inversores. En un hecho relevante remitido hoy a la CNMV, Prisa afirma que "los comunicados difamatorios y mendaces emitidos por Mediapro, dirigidos a los medios de comunicación, agentes del mercado y a la propia Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), no tienen otro fin que perjudicar la cotización de la acción de Prisa, por lo que ésta presentará ante la CNMV una denuncia contra Mediapro exigiendo una reparación en regla". Prisa dice que que estudia igualmente "la interposición de acciones penales por estos hechos, tendentes a manipular el precio de la acción de Prisa", que se añadirían a los procesos ya incoados contra los administradores de Mediapro por ejercer la piratería y vulnerar las leyes de propiedad intelectual. La compañía que preside Ignacio Polanco quiere dejar claro en el hecho relevante a los analistas, mercados financieros y clientes "su total disposición a cumplir con las obligaciones de pago de los derechos del fútbol y con la emisión de los partidos, la próxima temporada, a través de Digital +, Canal + y Canal + Liga". "Prisa reitera estos compromisos firmes ante la confusión creada maliciosamente por Mediapro, que se ha declarado insolvente y está en concurso de acreedores (...) Sogecable, licenciataria de la explotación de derechos audiovisuales del fútbol, dará el fútbol con normalidad a través de sus plataformas y pagará al titular legítimo de los derechos". En su escrito a la CNMV, Prisa relata su versión de cómo se han desarrollado los hechos en los últimos días, desde que el pasado 21 de junio el Juzgado de Primera Instancia número 36 de Madrid "ordenó a Mediapro pagar 105 millones de euros a Audiovisual Sport (AVS), filial de Sogecable, más 31 millones de intereses y gastos del proceso; y devolver los derechos de los clubes a AVS en el plazo de 10 días y bajo los apercibimientos legales".