Amancio Ortega paga 400 millones por Torre Picasso

Se trata de la mayor operación inmobiliaria del sector de oficinas desde 2008. FCC vende también otras dos sedes por 60 millones

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

MADRID- Retirado de la primera línea de dirección de Inditex, Amancio Ortega concentra ahora sus esfuerzos en la expansión de su imperio inmobiliario. Buena parte de la fortuna que tiene, que no es menor, la está invirtiendo en el deprimido sector del ladrillo, que atraviesa una de sus peores crisis en décadas. El fundador de Inditex liquidó en 2010 sus dos sicav –sociedades para invertir– y está destinando los recursos a la adquisición de inmuebles. Pero no a cualquier tipo de activos, sino a edificios emblemáticos. A principios de año compró el local de 3.600 metros cuadrados que Zara tiene en la Quinta Avenida de Nueva York por 232 millones de euros. En junio, se hizo con el local de la misma cadena en Milán por otros 103 millones. Y ayer FCC anunció que ha alcanzado un acuerdo con Pontegadea, la sociedad inmobiliaria del empresario gallego, para venderle la emblemática Torre Picasso, el rascacielos de oficinas situado en el Paseo de la Castellana de Madrid, por 400 millones de euros.

La constructora había puesto oficialmente el cartel de «se vende» a la torre en la junta de accionistas celebrada el pasado mes de junio. Su presidente, Baldomero Falcones, anunció entonces que escucharían ofertas por el inmueble para obtener recursos con los que reducir su endeudamiento –que ascendía en septiembre a 7.786 millones de euros– y liberar recursos para seguir financiando sus actividades. Para ello, además de Torre Picasso, FCC tiene en venta otros activos no estratégicos como sus tres fábricas de cemento en EE UU –propiedad de su filial Portland– y busca un socio industrial para su división de energías renovables. Con los 400 millones de Torre Picasso –más otros 60 que obtendrá por la venta de sus dos sedes en Madrid y Barcelona–, el grupo constructor obtiene una importante inyección de recursos para cumplir sus objetivos. Según comunicó la compañía a la CNMV, las plusvalías antes de impuestos logradas por las tres ventas ascienden a 180 millones de euros.
 
FCC enmarca también ambas operaciones en un plan de reordenación de sus activos que aborda ante su próximo traslado a la nueva sede social que se construye en Las Tablas (Madrid).

Expansión
Ortega, por su parte, se hace con otro emblemático edificio que añadir a los que ya tiene en ciudades como Nueva York, Milán o Londres, amén de otros cinco grandes inmuebles de los que es propietario en el Paseo de la Castellana: un edificio de oficinas y cuatro antiguas sedes de grandes empresas. Todos ellos con el perfil que busca Pontegadea: edificios de oficinas y comerciales, situados en las mejores zonas de las grandes urbes y destinados al alquiler con contratos. Torre Picasso tiene toda la superficie de sus 51 plantas ocupada y, a junio de 2011, obtuvo unos ingresos de 12,4 millones y un resultado bruto de explotación de 10,6 millones de euros. En 2009, FCC logró 26 millones de euros en rentas de la torre.

Propiedades
Según los resultados presentados por Pontegadea del ejercicio 2009, el último disponible, la sociedad de Ortega cuenta con inmuebles valorados en 3.641 millones.

De la relevancia de la operación da cuenta el hecho de que, desde que estalló la crisis, no se había acometido ninguna de tal envergadura. Se trata de la mayor operación inmobiliaria del sector de edificios de oficinas de Madrid desde 2008, según informa Ep. En enero de ese año, Banco Santander vendió la ciudad financiera de Boadilla del Monte (Madrid) por 1.900 millones a un grupo de inversores encabezados por el fondo británico Propinves. El banco cedió la propiedad del complejo para seguir de alquiler.


El edificio
- Proyecto
La Torre Picasso fue proyectada en 1977 por el arquitecto japonés Minuro Yamakasi, autor de las Torres Gemelas de Nueva York y el Banco de Oklahoma. Su construcción se inició en 1982.
- Edificación
El inmueble fue un viejo proyecto de Explosivos Río Tinto, que llegó a estar paralizado por problemas financieros una vez iniciado. FCC se hizo cargo de la torre en 1985 hasta su finalización, en diciembre de 1988.
- Dimensiones
El rascacielos es una ciudad en sí misma. Distribuida en 51 plantas, cuenta con 70.186 metros cuadrados para oficinas y 7.967 para locales en los que trabajan 6.000 personas y otras 1.500 transitan todos los días.
- Resultados
FCC obtuvo 26 millones de euros de rentas de la torre en 2009. A junio del presente ejercicio, sumó unos ingresos de 12,4 milones de euros y un resultado bruto de explotación de 10,6 millones de euros.
- Inquilinos
Entre las compañías que tienen su sede en esta emblemática torre situada en el centro Azca están Accenture, Ernst&Young, CB Richard Ellis y Deloitte. FCC ocupa planta y media en el edificio, las dos últimas.