Los recortes del Govern planean sobre los Mossos

Los Mossos d'esquadra tienen motivos de queja contra Interior
Los Mossos d'esquadra tienen motivos de queja contra Interior

BARCELONA- Los recortes que está decretando la Generalitat, debido a la grave situación de crisis económica, están afectando especialmente a los ámbitos de la salud y la educación, pero también comienzan a afectar a los Mossos d'Esquadra, aunque en un grado menor. El conseller de Interior, Felip Puig, se comprometió esta semana ante los sindicatos de la Policía Autonómica que, si finalmente hay recortes en los sueldos de los agentes, en su calidad de funcionarios públicos, intentará que sean los mínimos. Los Mossos ya vieron como se reducía un 5 por ciento su sueldo.
De momento, los Mossos rechazan frontalmente una segunda disminución de sus nóminas. El Sindicat de Policies de Catalunya (SPC) denunció recientemente que Interior eliminó un total de 380 vehículos del parque móvil de la Policía Autonómica, una cifra muy importante. El sindicato aseguró que la conselleria esgrimió el motivo de que el contrato de «renting» (alquiler) no se había renovado.
El problema será el sueldo de los funcionarios, que puede verse rebajado otra vez. A instancias de los sindicatos policiales, Puig aseguró que los Mossos son «funcionarios especiales», por lo que el departamento desconoce aún si se rebajará o no la nómina de los agentes.
Para el próximo miércoles está prevista una reunión del Consejo de la Policía, que, bajo la presidencia de Puig, engloba a la cúpula política de Interior, los mandos de los Mossos d'Esquadra y a los sindicatos. Se debatirán todos los asuntos referentes a la seguridad, incluyendo todo lo económico, y es previsible que haya más recortes.
Para compensar los previsibles recortes, Puig se comprometió a que en diciembre se abonen las indemnizaciones a los Mossos que aún están pendientes por las horas extras y dietas.