Un Oso con mensaje

El iraní Farhadi gana en la Berlinale con «Nader and Simin. A Separation», cuyos actores también fueron premiados

El director iraní Asghar Farhadi
El director iraní Asghar Farhadi

Menos mal que, en una edición tan pobre cinematográficamente hablando como la que ayer acababa, al menos al final ha ganado una de las mejores películas presentadas en Berlín, «Nader and Simin. A Separation», de Asghar Farhadi, que se alzaba eufórico, contentísimo, como muestra la imagen adjunta, con el Oso de Oro del certamen según decisión de un jurado presidido por la actriz y directora italiana Isabella Rossellini. No era, sin embargo, la única alegría que la jornada iba a depararle al iraní, ya que sus actores en bloque también obtuvieron los galardones a las mejores interpretaciones femeninas y masculinas. Lo presentían la crítica y el público, que en esta ocasión coincidieron, cuando lo normal es que no: la historia de Farhadi (quien, por cierto, ya obtuvo el premio como director gracias «A propósito de Elly» hace dos años aquí mismo), basada en un puñado de personajes cercanos, de carne y hueso, que mienten (son embustes pequeños en el fondo) para protegerse de los demás, funciona como un reloj suizo, también al diseccionar la situación, tan difícil siempre, de la mujer en la sociedad de aquel país.


El aluvión de premios para esta cinta tiene, asimismo, otra lectura más política, ya que podría tomarse como una forma de mostrar la solidaridad del certamen con su colega y compatriota Jafar Panahi, que cumple condena en su país por conspiración y al que el festival mantuvo como miembro del jurado «en ausencia» en muestra de apoyo. Una silla vacía evocaba la injusticia.


La segunda en discordia
En cuanto a la Plata como Premio Especial del Jurado fue para «The Turin Horse», del húngaro Béla Tarr, una cinta compleja en blanco y negro, sin apenas diálogo, que arranca del filósofo Nietzsche y retrata con maestría el mundo agónico de un padre y una hija, y que se transformó en la segunda gran favorita en la mayoría de las quinielas. En cuanto a la producción «El premio», de Paula Markovitch y que narra los estragos de la dictadura en Argentina, se llevó para casa un Oso de Plata a la mejor aportación artística por el trabajo de su cámara, Wojciech Staron, y de su diseñadora, Barbara Enríquez. Alemania también se acordó de sí misma, de manera que un feliz Ulrich Köhler se apropiaba del Oso al mejor director por «La enfermedad del sueño»; además, el Alfred Bauer, el galardón que evoca la memoria del fundador del festival, recaía en «Si no nosotros, quién», de Andres Veiel, centrado en las raíces de la banda terrorista alemana, Fracción del Ejército Rojo (RAF).


Decíamos que, sin embargo, esta Berlinale no pasará a la historia por la grandiosidad de las películas a concurso; para colmo, la presencia de estrellas de Hollywood fue escasísima. Y aún menos vimos por aquí a españoles, al margen del catalán Jaume Collet-Serra, que presentó fuera de concurso una película que tampoco pasará a la historia de este certamen. Al menos, ayer nos llevamos una alegría en este sentido: el premio por votación del público en la sección Panorama, fuera de concurso, fue para «También la lluvia», de Iciar Bollaín (quizá con este distingo la directora olvide un poco el sofocón de los Goya), mientras que en segunda posición quedó «Medianeras», del argentino Gustavo Taretto. Con el pescado de esta pobre edición ya vendido, los diarios de Berlín siguen barajando la posibilidad de que Dieter Kosslick, el director del certamen desde 2001 y cuyo contrato termina en 2013, abandone el cargo antes de tiempo. El propio Kosslick, sin embargo, repite que acabará su legislatura. Algo tiene a su favor: en cuanto a espectadores, la Berlinale sigue triunfando con las salas repletas.

 

Los ganadores
Oso de Oro:
"Jodaeiye Nader az Simin"("Nader and Simin. A Separation"), de Asghar Farhadi (Irán).
Oso de Plata, Premio Especial del Jurado: "A Torinoi Lo"("The Turin Horse"), de Béla Tarr (Hungría).
Oso de Plata a la dirección: Ulrich Köhler por "Schlafkrankheit"(Alemania).
Oso de Plata a la interpretación masculina: conjunto de actores de "Jodaeiye Nader az Simin"("Nader and Simin. A Separation"), (Irán).
Oso de Plata a la interpretación masculina: conjunto de actrices de "Jodaeiye Nader az Simin"("Nader and Simin. A Separation"(Irán).
Oso de Plata al trabajo artístico: al cámara Wojciech Staron y a la diseñadora Barbara Enriquez por "El Premio", de Paula Markovitch (México, Alemania, Francia, Polonia).
 Oso de Plata al mejor guión: "The Forgiveness of Blood", de Joshua Marston (Estados Unidos, Albania, Dinamarca, Italia).
 Premio Alfred Bauer: "Wer wenn nicht wir", de Andres Veiel (Alemania)
 Premio a la mejor ópera prima: "On the ice", de Andrew Okpeaha MacLean (EEUU).
Oso de Oro al mejor cortometraje: "Paranmanjang", de Parking Chance (Corea).
 Además, se concedieron los siguiente premios por parte de jurados independientes o del público:

Premio del Público de Panorama:
"También la lluvia", de Icíar Bollaín (España, México)
Premio "Teddy"al cine homosexual: "Ausente", de Marco Berger (Argentina)
Premio de la Federación Internacional de la Crítica de Cine, FIPRESCI, sección a concurso: "A Torinoi Lo"("The Turin Horse"), de Béla Tarr (Hungría, Francia, Alemania, Suiza, EEUU).