Troitiño un mes en busca y captura

A punto de cumplirse un mes desde que la Audiencia Nacional dictara orden de búsqueda y captura contra el etarra Antonio Troitiño Arranz, las Fuerzas de Seguridad siguen distintas pistas para tratar de localizar al terrorista, que podría no haber abandonado el territorio nacional.

024nac18fot3

Madrid - Este individuo, acostumbrado a la clandestinidad, por el período que pasó en Francia, desde que huyó de España (agosto de 1984), hasta que se incorporó al «comando Madrid» (marzo de 1986), permanece en un «piso de seguridad», del que, según todos los indicios, no ha salido tras saber que la Justicia le buscaba para devolverle a prisión. El inmueble pertenece, o está alquilado por una persona a la que no se le puede relacionar con el pistolero. Por ello, su localización resulta tan complicada.

Troitiño, con el DNI caducado y sin pasaporte, carece de documentos para moverse por los países de la Unión Europea o viajar algún país de América. Necesita, por lo tanto, documentación falsa, que le debe proporcionar ETA, si es que ha decidido huir fuera de España, lo que no es seguro.

La legalización de Bildu, que puede obtener un importante resultado en las elecciones del domingo; y la posibilidad de que se abra una nuevo «proceso», en el que, según los planes de ETA, los presos no se dejarían para el final, como en anteriores negociaciones, sino que sería uno de los primeros asuntos a tratar, puede hacer que Troitiño permanezca algún tiempo más en su actual escondite, a la espera de acontecimientos.