Un examen de oposición diseñado a su medida

La criba durante selección dejó a Pulido sin contrincantes

Ser jefe de la Policía Local en un municipio como Leganés es un puesto muy anhelado
Ser jefe de la Policía Local en un municipio como Leganés es un puesto muy anhelado

Madrid- Es el mando de mayor rango del Cuerpo y sobre el que pesa la máxima responsabilidad sobre seguridad ciudadana en el municipio. Los jefes de Policía Local y los concejales de Seguridad suelen ir de la mano por muchos motivos, por eso, el cargo te proporciona tener un pie dentro del Ayuntamiento y cierto poder dentro de él. En definitiva, ser jefe de la Policía Local en un municipio como Leganés, es un puesto muy anhelado. Por el momento, se desconocen los motivos de la presunta intención del Ayuntamiento gobernado por Montoya para que fuera esta persona la elegida para el puesto. El caso es que, desde un primer momento, todo apuntaba a que Pulido era «el elegido». La oposición salió en 2008. En la convocatoria, el Ejecutivo local primaba a ciertos perfiles por peso concedido a los «méritos y la antigüedad», ya que la fase de concurso englobaba casi la mitad de los puntos que se podían obtener en todo el proceso. Tras conocer el resultado del tercer ejercicio de la fase oposición (la prueba de conocimiento) al PP de leganés le llamaron la atención algunas «casualidades». La más llamativa quizás fue que, de todos los aspirantes a la plaza de Subinspector Jefe, sólo dos de ellos (los únicos que en ese momento trabajaban en el Consistorio leganense) pasaron la prueba. Uno de ellos era José Luis Pulido. El otro, Juan José Díaz González. Se da la circunstancia de que éste último aprobó la oposición a suboficial en Algete siendo uno de los miembros del Tribunal precisamente Pulido, el que ahora sería su ¿contrincante?

Para acabar de rizar el rizo, los dos aspirantes fueron miembros del tribunal para una oposición de Policía Local que se celebró en esas fechas. Para muchos, todas estas «casualidades» son demasiadas.