El Congreso rechaza considerar a los niños víctimas de la violencia de género

El pleno del Congreso ha rechazado con los 175 votos en contra del PSOE y el PNV y la abstención de ERC-IU-ICV la moción registrada por el Grupo Parlamentario Popular que aspiraba a modificar la Ley Integral de Medidas contra la Violencia de Género para incorporar a los menores como víctimas directas de esta lacra social, al mismo nivel que sus madres.

Si bien el Grupo Socialista y el BNG habían presentado enmiendas de sustitución y ERC había registrado propuestas de adición y modificación, todas fueron rechazadas por los 'populares', que aceptaron finalmente una enmienda de CiU que daba al Gobierno tres meses para modificar la citada ley a fin de incorporar en su articulado a los hijos menores de edad de las víctimas de violencia machista.

Según ha explicado la portavoz del GPP en la Comisión de Igualdad, Susana Camarero, durante su defensa de la moción, "no parece coherente"que la Ley Integral "no se ocupe de los menores como víctimas directas de la violencia de género"teniendo en cuenta que 800.000 niños sufren sus consecuencias actualmente en España, que 13 han sido asesinados en lo que va de año y otros 40 se han quedado huérfanos.

En su opinión, "es una cuestión prioritaria, fundamental e irrenunciable"porque "no se puede aceptar"que estos niños "no cuenten con el reconocimiento legal que merecen"para así poder tener "derechos propios y no sólo los derivados de las madres".

"Buscamos el interés del menor, no desvirtuar ni la filosofía de la ley ni sus principios rectores, sino que estamos convencidos de que logrará mejorar la eficacia de las medidas dirigidas a los menores"porque "se pondrían en marcha medidas y recursos específicos, un seguimiento con un registro centralizado y se contaría con un presupuesto adecuado", ha señalado.

Sin embargo, para el Grupo Socialista, el Grupo Popular "ha decidido romper el consenso"parlamentario alcanzado cuando la norma fue aprobada por unanimidad al presentar esta iniciativa que, según la portavoz del PSOE en la materia, Carmen Montón, persigue un "retroceso en la conquista de los derechos de las mujeres y cambiar el concepto de violencia de género por el de violencia doméstica".

"El PP cambia su postura respecto del consenso. Es una decisión grave la que han tomado y con esta decisión, han presentado una moción con un único punto, sin voluntad de diálogo y con actitud de imposición, pero no vamos a caer ni en la trampa ni en el chantaje", ha afirmado Camarero, para destacar que "hasta ahora, ningún grupo ha roto el consenso para sacar de la contienda electoral un problema tan grave". "Su actitud marca un punto de inflexión en esta lucha", ha dicho a la portavoz 'popular'.

Montón ha argumentado en la tribuna que la Ley Integral "contempla a los menores en el derecho a la asistencia social integral"y "están presentes en en el preámbulo, en la disposición adicional y ocho artículos". Asimismo, ha señalado que la propuesta del PP "en la práctica no va a solucionar los problemas de los hijos de las victimas"y ha propuesto "continuar el trabajo para proteger a los hijos de las víctimas e intensificarlo, con propuestas como las que se han aprobado en el último Consejo de Ministros".

Por su parte, la portavoz de CiU, Mercé Pigem, se ha mostrado partidaria a la reforma que persigue el Grupo Popular por entender que una norma "es lo único que confiere derechos exigibles"y dijo "lamentar que no se llegase a una fórmula de consenso porque es importante dar un mensaje unánime"y a su juicio, no es posible porque todos están de acuerdo en el objetivo pero no en el modo de alcanzarlo.

En esta línea, el portavoz del PNV, Joseba Agirretxea, ha destacado que "todos"los grupos de la Cámara ven "que existe una especie de vacío legal en el tema"pero a su juicio la solución no es modificar la Ley Integral, sino dar un paso más impulsando una "legislación propia que contemple todas y cada una de las formas de violencia"de que puede ser objeto un menor, a fin de dar una respuesta "más adecuada"y "global".

El portavoz de ERC, Joan Tard, que ha anunciado su abstención por la no incorporación de sus enmiendas, ha reivindicado la incorporación de los menores no como sujetos de la ley al mismo nivel que sus madres, porque a su juicio, "desvirtuaría el espíritu"de la norma, pero sí como sujetos de la protección mediante su inclusión en el artículo 2.

Asimismo, la portavoz del BNG, Olaia Fernández Dávila, que había presentado una enmienda de sustitución, ha defendido la necesidad de realizar un estudio que permita "analizar en profundidad la realidad de estos menores", evaluar la cobertura que se les ofrece en las comunidades autónomas y obrar en consecuencia, "intensificando o creando"los servicios necesarios.

De parte de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares ha recordado a los diputados que violencia de género es la que se dirige sobre la mujer por el hecho de serlo y que obedece "a un rol sexual y no otra cosa", por lo que a su juicio no cabría la modificación que solicita el PP. Asimismo, en su opinión "no se debe legislar en caliente"y sí "reflexionar"sobre la problemática de los niños o plantear, en todo cado, una modificación de la Ley del Menor.