Santander

La banca ha perdido 24295 millones de valor en Bolsa

La exposición al ladrillo no sólo se ha dejado notar en el capital y las provisiones, también en la capitalización

La Razón
La Razón La Razón

Madrid- La banca española ha realizado saneamientos de sus balances equivalentes al 15% del PIB y ha aumentado su capital en otro 5%. En total, en torno a los 200.000 millones de euros, casi el doble del que tendrá que realizar España desde que el déficit tocara techo en el año 2009 y sobrepasara la frontera del 11% del Producto Interior Bruto. Pero todo ese dinero no ha podido mitigar el castigo que las acciones de las diez entidades que cotizan en la bolsa española están sufriendo en los últimos dos años.

En los 126 días que van consumidos del año, el sistema financiero español ha perdido cerca de 24.300 millones del valor de mercado que tenía al finalizar el año 2011. A cierre del pasado viernes y con datos de la Bolsa de Madrid, los diez bancos que cotizan (Santander, BBVA, Bankinter, Popular, CaixaBank, Sabadell, Bankia, Banesto, Valencia y Banca Cívica) tenían un precio de mercado de 94.824 millones de euros, frente a los 119.119 que costaban el 31 de diciembre de 2011.

Aunque en términos absolutos Santander y BBVA son los que más han perdido –7.810 y 7.321 millones, respectivamente–, no han sido los más castigados por los inversores. Las acciones de la entidad que preside Emilio Botín han perdido en estos cuatro meses un 11,2% y se pueden comprar ahora a 4,68 euros frente a los 5,87 euros que costaban en diciembre. Los títulos de BBVA han cedido más terreno. En concreto un 20,10% y ha pasado de valer 32.753,4 millones a 25.431,9 el pasado viernes.

El hecho de que sus negocios en España representen el 12 y el 16%, respectivamente, del total, les ha permitido capear mejor el temporal que azota al sector financiero, y que ha arrastrado al Ibex 35 a pérdidas anuales muy próximas al 20%.

Banca nacional
El resto de la banca doméstica ha perdido hasta una tercera parte de su valor entre enero y mayo, con la única excepción de Banesto, que «sólo» se ha dejado un 24,78%. En el otro extremo de la balanza se sitúa Banco de Valencia, una de las entidades intervenidas por el Banco de España y cuyo proceso de subasta ha comenzado ya. Sus acciones valen apenas 17 céntimos de euro, lo que da un valor de mercado a la entidad de 83,7 millones de euros. Los títulos han perdido un 72,36%. Hace un año se podían comprar por 2,73 euros en Bolsa.

Los inversores no distinguen entre entidades mejor y peor gestionadas y canalizan las dudas que existen sobre la capacidad de España de reducir su déficit hasta el 5,3% contra los títulos bancarios, fundamentalmente. Por eso los principales ejecutivos de los bancos –además del FMI– han urgido una solución inmediata para Bankia, sin citarla.