Copa del Rey

El jeque apuesta fuerte

Manuel Pellegrini, salvo catástrofe de última hora o que la negociación, muy avanzada, casi cristalizada, se rompa, puede ser el próximo entrenador del Málaga si las conversaciones iniciadas entre su representante y los dirigentes del club andaluz llegan a buen puerto, como está previsto

El jeque Al-Thani; a su derecha, el vicepresidente Abadullah Gubn, y detrás de ellos, Fernando Sanz
El jeque Al-Thani; a su derecha, el vicepresidente Abadullah Gubn, y detrás de ellos, Fernando Sanz

Es más, el técnico chileno tenía previsto viajar la pasada noche desde su país y dar el visto bueno definitivo hoy ya en Málaga. Por lo que se conoce hasta el momento, Pellegrini firmaría por lo que resta de temporada y dos más, una ficha de 3 millones de euros por curso y estaría acompañado de su grupo de confianza.

Experiencia inservible

Mientras tanto, en Málaga no hay otro asunto de discusión entre los aficionados. La mayoría está de acuerdo con la destitución fulminante de Jesualdo Ferreira, a quien su trayectoria y experiencia no le sirvieron de nada por su cabezonería y su falta de diálogo. Los jugadores ya se habían cansado de él; la afición, aún más, debido a los malos resultados, sobre todo en casa, y a sus manías y fobias (entrenamientos siempre a puerta cerrada, escasas declaraciones, críticas hacia los demás sin reconocer errores y un sinfín de rarezas) y, por último, su obsesión por culpar a la Prensa cuando las cosas comenzaron a ir mal. En definitiva, quiso «bunkerizar» al equipo y se quemó en el intento.

Ayer comenzó a negociarse el finiquito del «equipo portugués» y, aunque el total podría ascender a unos 7 millones de euros, parece que existe una cláusula en los contratos, por lo que en caso de destitución pasarían a cobrar la mitad del total, es decir, unos 3,5 millones de euros. Ferreira tenía el tercer mejor sueldo de los entrenadores de la Liga (1,7 millones) y deja al equipo también en el tercer lugar, pero por la cola, y en una situación preocupante. Con esta fulminante destitución concluye la primera etapa del jeque Al-Thani como máximo accionista malagueño, aunque éste envía un mensaje de compromiso con el Málaga y con su afición.

En cuanto al candidato número uno a dirigir la parcela deportiva del Málaga, Manuel Pellegrini, parece que llegará en las próximas horas, si bien es probable que no dirija al equipo frente al Espanyol. Su puesto, de forma interina, será para el técnico del filial, Rafa Gil. Es probable que debute en casa el próximo jueves frente al Hércules en la vuelta de los dieciseisavos de la Copa del Rey.

El ideario de Pellegrini, tras sus seis temporadas en el Villarreal y el Real Madrid, coincide con las ideas y gustos del máximo dirigente del Málaga. Le gusta el fútbol desde atrás, realizando una fuerte presión para achicar espacios y con una identidad primordial para los centrocampistas, dejando vacías las bandas. Su fútbol de toque y circulación cautiva a los jugadores y es lo que gusta en Málaga. Puede hacer de este club un segundo Villarreal. Conocimientos, desde luego, no le faltan al chileno.

El máximo accionista del Málaga, Abdullah Bin Nasser Al-Thani, pertenece a la familia real de Qatar y es presidente del grupo NAS, uno de los principales y más diversificados conglomerados empresariales del emirato, con más de 3.000 empleados y que cuenta con actividades empresariales repartidas en más de 30 países. Entre sus variadas actividades y cargos, el Sheikh Al-Thani es el vicepresidente, accionista y miembro del consejo de administración del Banco de Doha, uno de los más sólidos e importantes de Oriente Medio.

El nuevo propietario y presidente del Málaga CF pagó 10,5 millones de euros a Fernando Sanz por el 97% de sus acciones, se hizo cargo de la deuda, que ascendía a otros 10 millones tras el concurso de acreedores, y la valoración patrimonial de club. En total, 36 millones de euros.

Además, ha invertido 17 millones de euros en fichajes y se ha gastado otros 3 en realizar un lavado de cara del estadio de La Rosaleda, en el campo de entrenamiento y en mejorar las deterioradas infraestructuras del club.

Piedra angular

A pesar del revés que han supuesto los resultados en el periplo de Jesualdo Ferreira, los nuevos propietarios quieren consolidar el equipo y acercarlo a los puestos de cabeza, confraternizar con una afición ahora decepcionada y colaborar con el mundo político en el terreno social. Pellegrini puede ser la piedra angular de la segunda etapa de la «era Al-Thani» que ya comienza.