Forlán hace memoria (3-0)

Ocho jornadas sin marcar son demasiadas para un tipo como Diego Forlán. Es como si hubiera estado dos meses sin comer, porque el gol es una necesidad más en la vida del uruguayo. Como si hubiera estado secuestrado hasta que ayer, por fin, la pelota entró.

El delantero argentino Sergio Agüero (i), junto al delantero uruguayo del Atlético de Madrid Diego Forlán (d), celebran uno de los goles que el Atlético ha conseguido frente al Osasuna
El delantero argentino Sergio Agüero (i), junto al delantero uruguayo del Atlético de Madrid Diego Forlán (d), celebran uno de los goles que el Atlético ha conseguido frente al Osasuna

Forlán revivió y con él, el Atlético, que rompe su racha de tres jornadas consecutivas sin perder. Un equipo como el madrileño no puede permitirse dejarse ir en la Liga, como le sucedió la temporada pasada, sin objetivos prácticamente desde mitad de temporada.

Ricardo contribuyó a la rehabilitación de Forlán. Agüero hizo un jugadón que terminó con un remate fácil para el portero, pero «Richi» no se quedó el balón, lo dejó muerto y allí estaba el uruguayo para remacharlo. No estuvo mal el guardameta de Osasuna. El problema es que en su puesto un error se ve más que cien aciertos. El resto del trabajo lo resolvió bien (el 2-0 y el 3-0 eran imparables). La diferencia es que De Gea hizo perfecto todo el trabajo. No es justo que Forlán se lleve todo el protagonismo, el joven canterano fue el responsable de que el marcador de los «rojillos» se quedara a cero. Ni Masoud ni Aranda ni Juanfran pudieron con él.

Porque el partido no tuvo dueño durante muchos minutos. Al Atlético le falta jerarquía en encuentros como el de ayer o como el del Almería, que acabó en empate. Tiene la obligación de ser el dominador, pero no lo consigue. El duelo se convierte en un ida y vuelta, en transiciones rápidas en las que el centro del campo tiene poco que decir. Suele acabar ganando porque tiene calidad arriba. Forlán marcó el primero y regaló el segundo a Agüero en un contragolpe lanzado por Reyes. El sevillano es el jugador clave en los rojiblancos. Se atreve a encarar, tiene visión de juego y es el que mejores balones «pone» a sus delanteros. Monreal, internacional con España, sufrió mucho con él e incluso acabó expulsado al ver dos amarillas. La segunda fue por una mano que vuelve a levantar el debate de las últimas jornadas: ¿voluntaria o involuntaria? También Filipe Luis tuvo problemas en defensa, pero Quique fue precavido y lo cambió por Antonio López en el descanso.

Con la roja al lateral navarro, el partido quedó resuelto, aunque Osasuna nunca renunció del todo al ataque. Cayó con honor, en otra demostración de que a los madrileños les cuesta mandar.

Forlán tuvo tiempo para seguir con su cura y marcó su segundo tanto de la tarde con un espectacular remate a la escuadra. Todo le salió bien ayer al uruguayo. En el primer tanto aprovechó el fallo de Ricardo; el pase del segundo fue medido pese a que había hecho un control malo un instante antes, y volvió a marcar de forma espectacular, pero antes le había favorecido un rebote. Con los delanteros pasa lo contrario que con los porteros: a veces un acierto tiene más importancia que mil errores.

Los rojiblancos pudieron marcar algún gol más. Mario Suárez estrelló un balón en el larguero que pudo ser el cuarto. No le hizo falta al Atlético, que terminó feliz porque ha recuperado a Diego Forlán. Ambos se necesitan.

Maradona volvió al palco
El ex seleccionador de Argentina regresó ayer al palco del Calderón. Diego Armando Maradona fue un habitual en la zona noble del estadio rojiblanco la pasada temporada. Con la presencia de su yerno, Kun Agüero, en el Atlético las visitas del ex futbolista a Madrid son habituales. Maradona aprovecha para ver a su nieto Benjamín y de paso acude a los encuentros del Atlético o del Real Madrid. Su chándal de la selección argentina causó sensación en su última visita al palco de Chamartín. Ayer estuvo más comedido, aunque celebró efusivamente el tanto que marcó su yerno, el segundo del Atlético.



- Ficha técnica:
3 - Atlético de Madrid: De Gea; Valera, Ujfalusi, Perea, Filipe Luis (Antonio López, m. 46); Reyes, Mario Suárez, Tiago (Raúl García, m. 68), Simao; Forlán y Kun Agüero (Fran Mérida, m. 76).
0 - Osasuna: Ricardo; Damiá, Lolo, Miguel Flaño, Monreal; Puñal, Nekounam (Vadocz, m. 80); Juanfran, Soriano (Nelson, m. 60), Masoud; y Aranda (Leka, m. 68).
Goles: 1-0, m. 25: Forlán, tras un rechace de Ricardo. 2-0, m. 40: Agüero remate un centro aéreo de Forlán. 3-0, m. 69: Forlán, con un tiro cruzado a la escuadra.
Árbitro: González González (C. Castellano-leonés). Expulsó por doble amarilla a Monreal, de Osasuna (m. 20 y 58). Amonestó al local Filipe Luis (m. 18).
Incidencias: partido correspondiente a la undécima jornada de Liga en Primera División disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 43.000 espectadores.