Confesión en directo: la mujer de Del Valle le delata ante las cámaras

«Mi marido se la cargó». Con esta brutal afirmación y envuelta en un mar de lágrimas y de contradicciones Isabel García confesó ante las cámaras de televisión toda la verdad y delató a su marido, Santiago del Valle, como autor del crimen de la pequeña Mari Luz Cortés.

La mujer de Santiago del Valle confiesa en televisión que su marido mató a Mari Luz
La mujer de Santiago del Valle confiesa en televisión que su marido mató a Mari Luz

De este modo, se retractaba de sus declaraciones del pasado 16 de febrero ante el tribunal que juzga el caso, volviendo a sus primeras palabras ante la Policía en marzo de 2008 cuando su esposo fue detenido tras la muerte de la menor. Poco después de contarle de tú a tú a Ana Rosa Quintana que su esposo era el culpable, se dirigió al complejo policial de Canillas, situado en el barrio madrileño de Hortaleza, para prestar declaración ante la Policía Judicial.

Allí ha pasado la noche y daba por concluido un largo día que dio un nuevo giro al caso cuando las manijas del reloj marcaban las 11:32 de la mañana. En ese momento Isabel explotó, mientras en la Audiencia Provincial de Huelva se celebraba la última jornada de la vista oral del crimen. Previamente había concedido una entrevista a «El programa de Ana Rosa» y, tras cortar la conexión, los nervios, la angustia y el remordimiento que llevaba dentro estallaron y le comentó a la reportera de dicho programa que quería volver a entrar en directo para «contar la verdad». Dicho y hecho: «Esa tarde y esa mañana no habíamos salido de casa. Estuve haciendo la comida y cuando llegó la hora de comer, almorzamos. Santiago se acostó y yo me tomé una pastilla porque sufro de migrañas. Cuando me desperté, mi marido no estaba. Salí del cuarto, lo busqué por el piso, pero no estaba, así que me volví a la habitación».

Durante su exposición de los hechos, Isabel cayó en numerosas contradicciones. La primera de ellas, y por la que fue preguntada con insistencia: ¿Presenció el crimen?. La mujer de Del Valle manifestó que «algo vi, pero no bajé al coche. No salí de la habitación porque me dolía mucho la cabeza. Os juro por las cenizas de mi hija que yo no he visto nada». Tras pronunciar estas palabras Isabel rompió a llorar y entre sollozos comentó: «Ya no puedo más con esta culpa. No puedo encubrir un crimen».

La sombra de su marido y el miedo a una reprimenda por parte de éste estuvo en todo momento en su cabeza, y en varias ocasiones espetó frases como «lo que no quiero es que Santiago me odie porque entonces es cuando yo me muero» o «que Dios le perdone, pero tiene que pagar». Además, en un intento por tratar de disculparle, argumentó que su marido «es como es», haciendo alusión, indirectamente, a sus delitos de pederastia.

Un accidente

La mujer de Santiago del Valle explicó a Telecinco que la muerte de Mari Luz Cortés fue un «accidente». Así se lo reveló su marido cuando le confesó el crimen. «Me dijo que iba a meter la niña en el piso, pero que se le escapó y cayó rodando. Me dijo que fue un accidente y que después había llevado a la niña con su hermana y ésta le comentó que el único sitio para deshacerse del cuerpo era la ría de Huelva. Le pregunté a mi marido por qué no la habían dejado en un hospital y me dijo que la que no quería era mi cuñada, porque conocía a la niña y a sus padres».

Preguntada con ahínco acerca de qué quería su marido de la menor, Isabel García ha señalado que «pretendía meterla en el piso para que yo la conociera. Era su única intención. No sé si le tiró un sugus, me dijo que vio a la niña y le enseñó unas chucherías».

Tras su confesión, los periodistas acudieron al juzgado de Huelva donde se celebraba la última jornada de la vista oral para informar a los magistrados. Pero todo siguió su curso. Eso sí, la madre de Mari Luz, Irene Suárez, sufrió una crisis de ansiedad cuando le explicaron el nuevo discurso de García.

A pesar de la confesión, «el juicio no se va a repetir y además la declaración ya no se puede utilizar en el proceso», según comenta a LA RAZÓN Eduardo Ruiz de Erenchun, profesor de Derecho Penal. Respecto a sus numerosas mentiras, este experto ha aclarado que la esposa de Del Valle «no tiene la obligación de decir la verdad en el juicio». En la misma dirección se ha manifestado Alberto Revuelta, abogado de la familia Cortés, al señalar que «sus palabras no tienen ninguna consecuencia para el juicio porque las ha pronunciado fuera de éste». La propia Ana Rosa, después de más de media hora de entrevista terminó así su programa: «¿Isabel ha dicho toda la verdad? ¿Hay más?


Conclusiones de la vista oral
- Santiago del Valle ha reiterado que es «inocente» y ha pedido «justicia, pero en los juzgados».
- Su hermana, Rosa, ha admitido que «está de acuerdo» con su abogado, que ha señalado que no hay pruebas contra ella.
- El fiscal, Alfredo Flores, ha asegurado que «ambos acusados son culpables» y mantiene una pena de cárcel de 23 años para Santiago y de 17 para su hermana Rosa.
- El letrado de la acusación particular, Alberto Revuelta, ha mantenido su postura inicial, alegando que Santiago del Valle cometió el asesinato «con alevosía».