Mueren dos indigentes al arder un restaurante abandonado

Los vecinos de la calle Iparragirre de Santurce (Vizcaya) no sólo creen que el incendio de ayer en un restaurante abandonado «se veía venir desde hace tiempo», también aseguran que las muertes de dos indigentes «se podrían haber evitado», aseguraron a este diario

Estado en el que quedó el antiguo restaurante Lucas de Santurce, que llevaba varios años cerrado y sin ocupar
Estado en el que quedó el antiguo restaurante Lucas de Santurce, que llevaba varios años cerrado y sin ocupar

El alcalde, Ricardo Ituiarte, del PNV, dijo ayer que su Ayuntamiento instó al propietario del edificio a desalojar a los ocupantes. Mientras, desde el grupo de Ezker Batua, le acusaron de actuar con «negligencia» y de ser «responsable» del suceso por «omisión».

Los hechos ocurrieron a las 06:00 horas de ayer, cuando se declaró un incendio en el antiguo restaurante Lucas. Lo ocupaban cuatro indigentes extranjeros de entre 20 y 25 años. Los policías pudieron entrar, guiados por uno de los ocupantes, «jugándose la vida», dijo el primer edil. Dos de las víctimas fueron conducidas a un centro sanitario, una de ellas con quemaduras en el 10 por ciento del cuerpo y en estado grave. Las otros dos fallecieron.

Jesús, vecino que vive justo en frente del edificio, cuenta que «mi hija bajó a coger el autobús y pudo escuchar a uno de ellos. "¡Que me quemo!", decía». Según su versión, «han estado viviendo más chicos» desde que cerró el local, hace unos años. «Ya había habido algún incendio. Había estado una pareja de toxicómanos que, como tenían frío, encendían hogueras», recuerda. Jesús veía a la gente «entrando por los tejados. Esta gente dormía en nichos y no podía salir». Así varios vecinos ya habían protestado por la situación. «Tendrían que haber tirado ya el edificio. Lo que ha ocurrido estaba cantado». Sobre las 20 inspecciones que dice haber realizado el Ayuntamiento, este vecino dice que «los municipales llamaban a la puerta y, como no abrían, se iban».