El dueño de «Malandar» no ve fururo como disco

Decenas de personas pidieron en la puerta del Consistorio la reapertura de la sala de conciertos a golpe de guitarra
Decenas de personas pidieron en la puerta del Consistorio la reapertura de la sala de conciertos a golpe de guitarra

Sevilla- Julio Moreno, propietario de la sala «Malancar», avisó de la «irreparable» pérdida que supondría para la cultura sevillana la desaparición de los conciertos que programaba este establecimiento, que el viernes de pasado fue clausurado por superar el límite de decibelios. La sala reabrió ayer como discoteca mientras negocia con el Ayuntamiento autorizaciones puntuales, pero Moreno entiende que el negocio no sobrevivirá sin música en vivo. Juan Espadas, portavoz socialista, reclama al Gobierno una «solución técnica».