Historia

La polémica acompaña a «Los Kennedy»

Cosmopolitan estrena la miniserie que intentó vetar la familia

Siempre se ha dicho que Estados Unidos no tenía una familia real, pero tenía a los Kennedy. Idolatrados por buena parte de la sociedad estadounidense por sus sucesivas tragedias, incluso se comparó la presidencia de John F. Kennedy con Camelot, el idealizado reino del rey Arturo, que se significaba por la libertad, la justicia y la igualdad. Sin embargo, posteriores revelaciones desmontaron el mito y presentaron a un Kennedy no tan pluscuamperfecto y sí como un ser contradictorio y con tendencia a abandonarse a las pasiones mundanas. La serie «Los Kennedy», que estrenará Cosmopolitan el próximo 29 de enero en horario «prime time», nació con la intención de no hacer un retrato almibarado de la familia y sí ofrecer un fresco de la dinastía que se correspondiese con la realidad.

Al borde de la cancelación
En cuanto los descendientes de Kennedy supieron de la existencia del proyecto echaron mano de todos sus contactos para intentar dinamitar la producción. La publicación «The Hollywood Reporter» sugirió que la hija de John y Jackie Kennedy, Caroline, y la sobrina de la pareja Maria Shiver hablaron con los altos ejecutivos de la cadena A&E, propietaria del canal History Channel. Y funcionó, ya que la cadena decidió no emitirla bajo el argumento de que no encajaba en su perfil. El director de «Los Kennedy», Jon Cassar, no tardó en defender las bonanzas del proyecto: «Hemos contado con el apoyo de dos historiadores que revisaron el guión e incluso contamos con la colaboración de personas cercanas a la familia», afirmó a Cosmopolitan. Cassar también se quejó de que «fuésemos criticados antes de filmar y de ver el resultado». Las presiones iniciales fueron tales que hasta el elenco de actores en pleno se plantearon si aceptar o no sus papeles. Claro que, ¿quién se puede resistir a ser John y Jackie aunque sea tan sólo en ocho episodios?

Tras las dudas iniciales, Greg Kinnear –un presentador que se decantó por la interpretación– aceptó encarnar a JFK. Por su parte, Katie Holmes, la esposa de Tom Cruise, también dio el sí a un papel que, hasta la fecha, es el más jugoso de su carrera.

Tras el autodescarte de History Channel, el canal de pago Reelz Channel se decidió a emitirla. Y la audiencia estadounidense respondió a una producción ambiciosa con un presupuesto de 30 millones de dólares y en la que participaron seis actores protagonistas, ciento treinta intérpretes secundarios y alrededor de unos tres mil extras.

Los problemas de emisión de «Los Kennedy» tienen parecidos razonables con lo que sucedió en 2009 con «Los Reagans», una miniserie de CBS. «Los Reagans» fue cancelada y no llegó a verse en televisión por la presión de los anunciantes de la clase política conservadora, puesto que temían que se pudiese ofrecer una mala imagen del ex presidente.

Controversias aparte, los dos primeros capítulos que se emitirán el día del estreno en España arrancan en 1938, año en el que Joseph P. Kennedy, el patriarca de la familia, intenta mantener a su país al margen de la II Guerra Mundial gracias a un pacto con Hitler. La producción se despedire en 1969 cuando Jackie ya se ha casado con Onassis y visita la tumba de John y Bob Kennedy.


La gran pasión de Marilyn
«Los Kennedy» no se ahorran detalles sobre la relación que tuvo JFK con algunas celebridades de Hollywood. Así, se muestra cómo Frank Sinatra prometió en nombre de los Kennedy al mafioso Sam Giancana que tendría total impunidad sin John era presidente de EE UU. Y, por supuesto, no faltan las referencias a la aventura amorosa que mantuvieron JFK y Marilyn Monroe. Especialmente controvertido es el «flash back» que muestra la obsesión enfermiza de la actriz por el presidente, que le llevó al suicidio.