Un menor y sus padres agreden a una conductora de un autobús escolar

La conductora de un autobús escolar ha denunciado en Valladolid las amenazas proferidas contra ella por dos menores que viajaban habitualmente en el vehículo y las agresiones que sufrió supuestamente por parte de uno de los estudiantes, que rajó el techo del autocar, y sus progenitores.

Los hechos ocurrieron sobre las 15:00 horas del pasado viernes, 21 de octubre, cuando la conductora iba a comenzar el reparto de alumnos desde el Instituto Jorge Guillén de Villalón (Valladolid) a sus respectivos pueblos, según la denuncia planteada ante la Guardia Civil, a la que ha tenido acceso EFE.

En esos momentos, un compañero de trabajo la telefoneó y explicó cómo había visto desde la calle a uno de los menores dañando el techo del autobús con una navaja o un instrumento similar y, al haber observado las amenazas y comportamientos previos de éste y otro menor, subió al autobús y le llamó la atención.

La conductora y su compañero pusieron los hechos en conocimiento del encargado de la empresa de transporte, quien decidió junto a la denunciante no trasladar a los dos jóvenes en el transporte escolar, una medida adoptada con el conocimiento del centro educativo. Ante esta opción, los dos jóvenes supuestamente profirieron frases amenazantes.

Una vez llevado a cabo el trayecto con normalidad sin los dos menores -con edades comprendidas entre 15 y 17 años-, la conductora llegó hasta la población de Vega de Ruiponce, donde abrió el portón automático para que bajasen los escolares, sin ver que el padre de uno de los dos jóvenes que no habían viajado se acercaba por la puerta del conductor.

La víctima precisa en la denuncia cómo en esos momentos, el progenitor abrió la puerta, la dio un puñetazo en la cara y tiró de ella para sacarla del vehículo.

A la vez, se subieron por la puerta de los viajeros el hijo del supuesto agresor y la madre del menor, quienes supuestamente le tiraron del pelo, dieron puñetazos y amenazaron de muerte, lo mismo que hizo el padre del joven.

La mujer relata en la denuncia cómo durante la agresión continuaron los insultos y las agresiones, con el temor a que acabaran con su vida.

La víctima explica en el escrito planteado ante la Benemérita de Medina de Rioseco (Valladolid) que desconoce cómo llegó hasta el siguiente pueblo, donde una patrulla de la Guardia Civil la trasladó a un centro de salud. Desde ese centro tuvo que se conducida en ambulancia a un hospital de Valladolid capital para recibir asistencia por las lesiones que sufrió, entre ellas un hombro y un brazo incapacitados.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Valladolid consultadas por Efe han confirmado que la Guardia Civil se ocupa del caso tras recibir una denuncia de la conductora y han precisado que han puesto los hechos que supuestamente cometieron los dos jóvenes en manos de la autoridad judicial de menores correspondiente.

El Instituto de Educación Secundaria Jorge Guillén de Villalón ha rehusado hacer "ninguna declaración"en respuesta a una llamada de Efe para hablar con el director o algún otro responsable del centro.