Un aspecto envidiable por Gregorio MANZANO

Un aspecto envidiable, por Gregorio MANZANO
Un aspecto envidiable, por Gregorio MANZANO

No hay ningún atlético que ponga en duda el proyecto de plantilla confeccionado para mejorar la novena posición del año anterior. Esta temporada no debe ser de transición, de dudas, de sufrimiento, de creerse inferiores a nadie ni de que aparezcan más sombras que luces. Este año, no. El equipo presenta un aspecto envidiable. Viene de levantar el título de la «Europa League» con un orgullo y una necesidad que puso a prueba a la hambrienta afición. La final de Copa fue una muestra de lo que la hinchada entrega a su equipo cuando éste le responde. Y la respuesta está empezando a ser coherente. El propio entrenador lo ha manifestado: «Hay que estar entre los cuatro primeros». Para este objetivo, el equipo se ha reforzado con sentido y bien. Todo ajustado a una idea de juego con sus oportunas variantes. La defensa ha sido la mejor reforzada. Era necesario e imprescindible. El medio campo tiene calidad, profundidad y trabajo. Lo mejor, su ataque. Forlán y Agüero volverán a ser unas de las mejores parejas de Europa. El resto, una plantilla de presente y para el futuro. Hay jugadores de talla mundial, jóvenes valores (Jurado y Filipe Luis), contrastados (Godín, Tiago y Fran Mérida) y formados en la cantera (Mario Suárez, Domínguez y De Gea) que sienten los colores. Es el camino a seguir. Buena suerte.