Irán dice que abortó un intento de atentado

El régimen de Teherán asegura que los servicios de inteligencia han abortado un intento de atentado en la capital.

El ministro iraní de Inteligencia, Heydar Moslehi, aseguró que los servicios secretos abortaron un intento de atentado con bomba que al parecer pretendía perpetrar en Teherán el grupo opositor en el exilio "Muyahidin Jalq"(Combatientes del Pueblo).

Moslehi afirmó que durante la operación fue detenido un número indeterminado de miembros de esta organización armada, que se opone al régimen iraní desde la década de los ochenta del pasado siglo.

"Este grupo terrorista planeaba atentar con bomba en varias plazas de Teherán. Pretendía aterrorizar a la población inocente en varios distritos importantes y sensibles", explicó el clérigo, citado hoy por la televisión estatal en inglés.

Moslehi, que no precisó cuando fueron arrestado los supuestos terroristas, acusó de nuevo a Estados Unidos, el Reino Unido y Suecia de apoyar las actividades de los Muyahidin Jalq.

Además, señaló que habían recibido entrenamiento militar en Irak y que planeaban, asimismo, crear confusión callejera incendiando coches de policía y motocicletas.

La web de la televisión estatal por satélite PressTV divulgó, horas después, una información en la que aseguraba que dos personas habían confesado ante las cámaras que formaban parte de un complot para atentar en dos concurridos cruces de Teherán.

Según la fuente, los arrestados, a los que no se identifica, confesaron, asimismo, que habían recibido instrucciones y ayuda a través de internet de dos mujeres, una afincada en Londres y otra en Suecia, que supuestamente pertenecen a Muyahidin Jalq.

PressTV afirma, igualmente, que los detenidos admitieron haber sido entrenados en campos de la citada organización en Irak y que la fecha señalada era entre el 10 y el 20 de junio, coincidiendo con el primer aniversario de la reelección del presidente, Mahmud Ahmadineyad, que la oposición denunció como "fraudulento"·

Grupo fundado en la década de los años 70, los Muyahidin Jalq fueron acogidos tras el triunfo de la revolución islámica en 1979 en Irak, desde donde lanzaron numerosos ataques contra el nuevo régimen iraní.