«Eat sleep die» conquista Europa

La película de la realizadora sueca Gabriela Pichler se alza con el Giraldillo de oro del Festival de Cine Europeo, que ha proyectado más de 150 producciones

El Festival tributó un homenaje a María de Medeiros
El Festival tributó un homenaje a María de Medeiros

SEVILLA- La entrega del Premio Ciudad de Sevilla a la actriz portuguesa María de Medeiros puso ayer el broche de oro a la novena edición del Festival de Cine Europeo, en el que se han proyectado más de 150 películas. Antes, el jurado dio a conocer el palmarés de este año, situándose en lo más alto la película «Eat, sleep, die», de la realizadora sueca Gabriela Pichler.

El presidente del jurado, Juan Antonio Alvarez, destacó que este galardón, denominado Giraldillo de oro, valora el trabajo de Pichler, «una nueva realizadora que emerge con una voz cinematográfica impactante y madura para hablar de los temas universales de un modo verdaderamente personal y auténtico».

«Eat, sleep, die» narra la historia de una joven sueca que cuida de su padre a través de la cual se refleja el lado menos amable de la Suecia actual, con crecientes episodios de discriminación laboral y de marginación social de inmigrantes.

El Giraldillo de plata ha recaído en la producción griega «Boy eating the bird's food», del cineasta Ektoras Lygizos, que, en opinión del jurado, constituye «un acercamiento valiente y radical a un modo de hacer cine que concluye en un cautivante estudio del personaje y que también funciona como una metáfora sofisticada sobre un agitado país».

Estos galardones están dotados con 20.000 y 10.000 euros respectivamente, cantidades destinadas a subvencionar la distribución de ambas películas en salas cinematográficas europeas, dado que el objetivo principal del Festival de Cine Europeo es promocionar a jóvenes cineastas del viejo continente.

Las distribuidoras, igualmente, recibirán otros 15.000 y 10.000 euros adicionales para subvencionar su proyección en salas cinematográficas españolas.

El premio especial del jurado ha recaído en la coproducción italo-francesa «Reality», dirigida por Matteo Garrone y que ha sido definida como «una vuelta de tuerca cinematográfica realizada por un director que combina con maestría la artesanía del cine con lo espontáneo e inesperado».

Ulrich Seidl y Veronika Franz han logrado el premio al mejor guión por su trabajo en la coproducción de Austria, Francia y Alemania «Paradise Faith».
La actriz sueca Nermina Lukac y el actor griego Yannis Papadopoulos han ganado los respectivos premios a la interpretación, por su labor en las dos películas que han obtenido los giraldillos de oro y de plata.