El Govern se gastará 12 millones en auditar las cuentas del tripartito

La auditoría estará lista entre finales de mayo y principios de junio. El PP cree que llega demasiado tarde.

El conseller Mas-Colell durante su comparecencia de ayer en el Parlament
El conseller Mas-Colell durante su comparecencia de ayer en el Parlament

BARCELONA- Artur Mas anunció durante la campaña electoral que pensaba encargar una auditoría externa sobre la situación financiera de la Generalitat si tomaba el timón de la administración catalana. Mas quería tomar conciencia de cuál era exactamente el estado de las cuentas y, aunque ya tiene muchas pistas, desea un informe completo. Por eso, el gobierno catalán autorizó ayer la convocatoria de un concurso público por valor de 1,2 millones de euros con el propósito de que una empresa externa escrute los números que ha heredado del tripartito.

El Govern quiere que expertos ajenos a la administración elaboren un examen detallado sobre la situación del sector público catalán, una medida que justifica en «la línea de la transparencia». La izquierda catalana (PSC, ERC e ICV) reaccionó con indignación a esta iniciativa, no sólo porque intuye un ánimo «revanchista» en CiU, sino también porque no comprende que este servicio no se reclame a los auditores de la administración, lo cual evitaría el gasto de 1,2 millones.

«Una visión neutral»
El PP, por su parte, compartió el criterio de externalizar la auditoría porque eso garantiza una visión «neutral y objetiva del todo», aunque lamentó que el informe se haya encargado tan tarde. Según explicó ayer el portavoz del Govern, Francesc Homs, el estudio estará listo entre finales de mayo y principios de junio.

En las próximas semanas, el Govern también podrá conocer el informe que presentará la Intervención General de la Administración del Estado. Con todo ello, Mas tendrá sobre la mesa un diagnóstico muy exhaustivo.