Obligan a Saura a parar el proceso para crear una plaza a medida de Olmos

El ex director de los Mossos d¿Esquadra, Rafael Olmos, y el conseller de Interio, Joan Saura, junto a un agente
El ex director de los Mossos d¿Esquadra, Rafael Olmos, y el conseller de Interio, Joan Saura, junto a un agente

Barcelona- Ya lo advirtió el Sindicato de Policías de Cataluña (SPC). Y ahora la Oficina Antifraude ha obligado al departamento de Interior a paralizar una plaza de técnico en materia de seguridad vial ofertada el pasado mes de abril y a la que aspiraba el ex director de los Mossos d'Esquadra, Rafael Olmos.
Poco antes, el Govern cesó a Olmos como director de los Mossos d'Esquadra tras los incidentes registrados durante las cargas policiales contra los estudiantes anti-bolonia. Olmos fue rápidamente «recolocado» como «asesor» en el Instituto de Seguridad Pública con un sueldo anual de cerca de 60.000 euros.
El SPC criticó la creación de esta plaza al sostener que había sido creada específicamente para Olmos y entender que en el cuerpo de los Mossos d'Esquadra ya existe personal competente que desarrolla las funciones de ese cargo. Ahora, la Oficina Antifraude ha visto un «posible tráfico de influcencias» en esta convocatoria y ha solicitado la documentación del expediente administrativo.
A Olmos y a sus tres «contrincantes» sólo les quedaba por realizar el examen psicotécnico que fue anulado, precisamente, a instancias de Antifraude. A esas alturas, la plaza ya iba a ser para Olmos, ya que había sido el único aspirante en aprobar el primero de los éxamenes. Curiosamente, el tribunal calificador estaba compuesto por personas que habían estado a las órdenes de Olmos.
Según fuentes consultadas por este diario, uno de los aspirantes impugnó la convocatoria por irregularidades antes de que la oficina Antifraude la paralizara.