Los vecinos de la Rambla convocan una consulta

BARCELONA– La asamblea vecinal «Per a una Rambla democràtica» está decidida a lograr que las futuras medidas que el Ayuntamiento de Barcelona tiene previsto poner en marcha para recuperar este emblemático eje de la ciudad, agrupadas en el «Pla Cor», sean un fiel reflejo de las inquietudes y problemáticas de sus vecinos, en particular, pero también de todos aquellos sensibilizados con el tema. Con este fin, la asamblea dio ayer el pistoletazo de salida a la consulta popular «Com vols que sigui la Rambla?».

En una primera fase, los mayores de 16 años, de cualquier lugar del mundo, pueden presentar su propuesta por correo electrónico y, a partir del día 23, también podrán hacerlo presencialmente a través de unas urnas ubicadas en la Rambla Nord, el Ateneu, la Boqueria y el Arts Santa Mònica. El plazo finalizará el 23 de marzo, período tras el cual una comisión, integrada por representantes de entidades culturales, científicas y vecinales de la Rambla y sus alrededores cuya composición se desvelará el día 29, se encargará de valorar y clasificar las propuestas y rechazar aquellas que sean irrespetuosas con los derechos humanos. El 12 de abril se divulgarán las propuestas finales para que los interesados puedan ir definiendo su votación de cara a la consulta prevista para los días 22 y 23 de abril.

El recuento final presentará una peculiaridad, ya que sólo en el caso de las propuestas de extensión se contabilizará como una persona, un voto. Dado que todo el mundo puede dar su parecer acerca del futuro de la Rambla, se llevará a cabo una ponderación de los votos: los de los vecinos de la avenida pesarán un 51%, mientras que los residentes en el Gòtic y el Raval, un 30%. Los votos del resto de barceloneses pesarán un 16% y los demás, un 3%.

Como bien sabe Edurad Elias, miembro de la asamblea, «los resultados de esta consulta no son vinculantes». La iniciativa surge, explicó ayer, porque el Ayuntamiento está desarrollando el «Pla Cor» al margen de la intervención vecinal. Según dijo, «nos convocan para las reuniones, pero en ellas sólo nos anuncian las decisiones tomadas». Cuando el Consistorio puso en marcha el plan aseguró que se llevaría a cabo en colaboración y con la participación de los vecinos, pero ellos niegan la mayor. «Es cierto que participa la Associació d'Amics, Veïns i Comerciants de La Rambla, pero en ella hay una gran representación de comerciantes y sólo dos vecinos», dijo.

 

Claves
1.- Sin voz
Los vecinos alegan que en las reuniones del «Pla Cor» se limitan a comunicarles las decisiones ya tomadas.
2.- Las ideas
Promueven una consulta ciudadana tras presentar las iniciativas en laramblademocratica@hotmail.com.
3.- El voto
La consulta del 22 y 23 de abril será ponderada y tendrá mayor peso el voto de los vecinos del emblemático paseo.
4.- El inicio
La iniciativa del alcalde de llevar a los mimos al final del paseo es la menor preocupación para los vecinos.