Las reformas pendientes por Manuel Durán

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Se debate en la sociedad española estos días la reforma acometida por el Gobierno de Rajoy sobre la Administración Local. La reducción de un 30 por ciento en el número de concejales ha generado cierta polémica con los partidos de oposición, reacios a perder parcelas personales de poder. Es cierto que, muy al contrario de lo que un buen número de ciudadanos piensan, no son los ayuntamientos los que han generado el problema económico y financiero que está sufriendo España, y también es verdad, que son los ayuntamientos los que prestan los servicios con los que desayunan cada mañana la totalidad de españoles. Siendo por lo tanto los ayuntamientos, parte de la solución y no del problema, habría que preguntarse: ¿Es necesario y oportuno reformar la Administración local?. La respuesta es afirmativa de manera inequívoca.

La España que hemos conocido ha cambiado, y las instituciones diseñadas hace mas de 30 años tienen que ser objeto de reforma para adaptarse a las posibilidades de nuestro país, y sobre todo, a lo que los ciudadanos demandan en este momento histórico. Este primer paso en la reforma de los ayuntamientos tendrá que ir acompañado, en su debido momento, con la reforma de otras instituciones en el ámbito autonómico y nacional.

Lo urgente hoy se ha convertido en lo necesario, y debemos elevar el debate, incluso, por encima de las diferencias ideológicas. La responsabilidad nos tiene que conducir a la legitimidad. No podemos mirar desde la óptica personal o partidista, porque si lo hacemos, acabaremos enterrando la autoridad, aunque algunos consigan conservar el poder. Yo me apunto a las reformas.