Los fogones del CIS cocinan su desprestigio

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El CIS eligió el arranque de la campaña catalana para hacer público un pronóstico para las elecciones marcado por la brusca disparidad con los sondeos publicados hasta la fecha. Milagrosamente, la izquierda recuperaba terreno en un escenario más esperanzador, mientras opciones en alza con el PP sufrían un inexplicable parón. No es nuevo. El CIS ha cocinado a fuego lento su desprestigio con predicciones a la carta. Es una lástima que las interferencias políticas lastren la credibilidad de los profesionales.



Reconocimiento y justicia para Camps
El giro dado en la investigación del «caso Gürtel» tras conocerse que los peritos de Hacienda han confirmado que Camps no recibió ningún traje como regalo, debería tener como lógica consecuencia el archivo de la causa. De paso, quedarían definitivamente retratados los protagonistas de la infame campaña de acoso y derribo que ha tenido que soportar el presidente valenciano.
 



Nadie se cree la farsa del preso Otegi
En la pantomima cocinada por la defensa proetarra en el juicio contra Otegi, Eguiguren cumplió su triste papel. El líder del PSE echó un capote al ex portavoz de Batasuna al sostener que conocía, como «media España», lo que sucedería en el acto de Anoeta. Y Otegi puso la guinda a la farsa al rechazar «la violencia para imponer un proyecto político». Pudo condenar a ETA y no lo hizo. Difícilmente puede engañar a nadie quien no es más que otra pieza del engranaje terrorista.