Los contrastes del Barcelona

Sandro Rosell ha tenido la suerte y el acierto de saldar su primera temporada como presidente del Barcelona con la mejor cosecha de títulos desde que se fundó el club hace 112 años. Las secciones profesionales azulgrana han incrementado en 16 las copas en las vitrinas del museo «Josep Lluís Núñez» –17, contando la Copa de la Reina del fútbol femenino–.

La sección de fútbol sala puso la rúbrica con el título de liga a una temporada histórica para el Barcelona
La sección de fútbol sala puso la rúbrica con el título de liga a una temporada histórica para el Barcelona

Cuando accedió al cargo, Rosell comenzó a tomar muchas decisiones en dirección completamente opuesta a las de su predecesor, Joan Laporta. El aspecto social y económico ha sido el que más ha desmarcado al nuevo presidente del antiguo. Pero, a nivel deportivo, Rosell ha tenido el acierto de mantener las mismas líneas maestras que se habían aplicado en las últimas temporadas y que tan buenos resultados han dado al Barcelona.

La primera clave del éxito ha sido la continuidad. No ha habido cambios en los banquillos y todos los técnicos siguieron en sus puestos tras la llegada del nuevo presidente. Pep Guardiola (fútbol), Xavi Pascual (baloncesto), Xavi Pascual (balonmano), Ferran Pujalte (hockey patines) y Marc Carmona (fútbol sala) son la demostración de que la gente de casa es tan válida como los grandes nombres del extranjero. A excepción de Pujalte, que será sustituido por Gaby Cairo, todos continuarán la próxima temporada.

La cantera es otro de los protagonistas del éxito azulgrana. La sección de fútbol sala es la única hecha a base de «talonario». En balonmano, La Masía está dando sus frutos poco a poco y los Messi, Xavi, Navarro y compañía son la prueba de que el modelo funciona. La gloria deportiva que vive el Barça contrasta con la delicada situación económica de la entidad. Ni siquiera una cosecha histórica de títulos como ésta evitará que se produzcan drásticos recortes en los presupuestos de la secciones en las próximas temporadas. Y es que, al margen del fútbol, los 13 títulos restantes se plasman en las cuentas del club con un déficit de 43,5 millones de euros. Una circunstancia que ha obligado a la junta de Rosell a tomar medidas de control que han levantado mucha polémica.

Suben la oferta por Cesc
El próximo martes, 5 de julio, Cesc Fàbregas está citado para empezar la pretemporada con el Arsenal. El Barça pretende cerrar su fichaje antes de esa fecha con el objetivo de evitar situaciones incómodas para el jugador. Para lograrlo, ha decidido subir su oferta inicial y acercarse un poco más a las exigencias del club «gunner». Hace un par de semanas, el vicepresidente deportivo del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, viajó personalmente a Londres para presentar una oferta de 30 millones de euros por el jugador que fue rechazada. El club inglés ha filtrado en los últimos días que está por la labor de cerrar la operación si los azulgrana mejoran su oferta. El Barça está acabando de ultimar su propuesta, que rondaría los 40 millones contando incentivos, y que podría ser la definitiva. Algunas fuentes apuntan a que el jugador podría no presentarse el 5 de julio como medida de presión si la operación sigue sin cerrarse, pero el jugador no lo ha confirmado.