Valcárcel resalta en Bruselas la «excelencia» agrícola murciana contra el cambio climático

La CDR aprueba la enmienda que destaca el gran papel que juega en la protección ambiental

Ramón Luis Valcárcel, Mercedes Bresso y José Manuel Durao, ayer durante la celebración del pleno del Comité de las Regiones en Bruselas
Ramón Luis Valcárcel, Mercedes Bresso y José Manuel Durao, ayer durante la celebración del pleno del Comité de las Regiones en Bruselas

MURCIA- El presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, y vicepresidente primero del Comité de las Regiones (CDR), Ramón Luis Valcárcel, defendió ayer en Bruselas la «excelencia medioambiental» de la agricultura murciana contra el cambio climático, por ser «pionera» en combinar las actuaciones agrarias y ambientales a través de programas como «Agricultura como sumidero de CO2».

El jefe del Ejecutivo intervino en la reunión del Pleno del Comité de las Regiones, en el que se debatieron los dictámenes sobre la Política Climática Internacional posterior a Copenhague y el Plan de acción sobre la energía 2011-2010 de la Unión Europea (UE), acto que contó con la presencia del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en la celebración del primer aniversario de la entrada en vigor del Tratado de Lisboa.

El pleno del CDR aprobó la enmienda presentada por el presidente Valcárcel al dictamen sobre la Política Climática Internacional Posterior a Copenhague, en la que destacó que la agricultura «juega un papel clave en la lucha contra el cambio climático», y señaló, asimismo, la necesidad de «establecer un sistema común para toda la Unión Europea».

La Comunidad Autónoma de Murcia, junto con otras regiones de Francia, Italia y Alemania, aplica una metodología común para implicar a las explotaciones agrícolas en la mitigación del cambio climático. Estos trabajos se enmarcan dentro del proyecto LIFE + «Lucha contra el cambio climático desde explotaciones agrarias», que la Comisión Europea ha concedido recientemente a estas regiones.

El Gobierno de Murcia aporta a este proyecto LIFE la experiencia y los resultados obtenidos con el programa «Agricultura murciana como sumidero de CO2», que servirá de referencia para calcular el balance de carbono realizado en los cultivos agrícolas.

Este proyecto se aplicará en 120 explotaciones agrarias de Francia, Alemania, Italia y España, 24 de las cuales pertenecen a la Región. El período de ejecución de estos trabajos es de tres años y tiene un presupuesto de 1,6 millones de euros, de los que 260.400 corresponden a la Comunidad de Murcia, cofinanciados al cincuenta por ciento por la Unión Europea.


Tradicionales por renovables
El proyecto LIFE contempla la elaboración de planes de acción adaptados a las particulares de cada tipo de agricultura, así como la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y del consumo de energía, la mejora de las prácticas agrarias, la sustitución de fuentes de energías tradicionales por otras renovables y la mejora e incremento de los sumideros de carbono en la explotación agraria. Asimismo, Valcárcel señaló que la iniciativa «Agricultura murciana como sumidero de CO2» supone «mayor calidad, mayor compromiso y más respeto ambiental en la lucha contra el calentamiento global».