La India inicia la elaboración de un censo de los pobres del país

El Gobierno de la India comenzará mañana a elaborar un censo de población para identificar cuántos indios viven bajo el umbral de la pobreza, con vistas a redefinir su propia concepción de la miseria, informaron hoy medios locales.

Este ejercicio mastodóntico, que concluirá a finales de año, se iniciará en el estado nororiental de Tripura y contabilizará también las diferentes castas y grupos religiosos del país, según la agencia de noticias india IANS.

Todo aquel que posea un vehículo, casa propia, teléfono fijo, trabaje para el Gobierno o gane más de 10.000 rupias al mes (unos 155 euros), no serán incluidos entre la población que vive por debajo del umbral de la pobreza.

El Gobierno indio había dado el pasado mayo luz verde a este censo, cuyos resultados ayudarán a la elaboración de la Ley de Seguridad Alimentaria, que promete subsidios a los más pobres.

Por primera vez, la encuesta, que se elabora cada cinco años en las zonas rurales del país, incluirá a los núcleos urbanos, siendo Chandigarh (con una población de unos 900.000 habitantes), situada en el estado noroccidental de Punjab, la primera ciudad estudiada.

El censo corre a cargo de los ministerios de Desarrollo Rural, y de Vivienda y Pobreza Urbana, en colaboración con el Registro General de la India, un organismo estadístico.

La India cuenta actualmente con 1.210 millones de personas, según los datos provisionales del último censo, hechos públicos en marzo pasado.

Aunque en el año 2002 las autoridades indias ya confeccionaron un padrón para determinar el porcentaje de población que vivía bajo la línea de pobreza, esta es la primera vez que esos datos serán comparados con la religión y la casta.

Según el Banco Mundial, el 41,6 por ciento de los indios vivía en 2005 con menos de 1,25 dólares diarios (0,87 euros), la línea internacional de pobreza, que el Gobierno indio reduce a 12 rupias (un cuarto de dólar ó 0,18 euros).