El MIR de profesores que Rubalcaba ha copiado al PP en cuarentena

En noviembre del 2010 en PP propuso un sistema de selección del profesorado similar al MIR que se utiliza en medicina. La respuesta del Gobierno fue de rechazo categórico, sin embargo, el pasado sábado Rubalcaba propuso esta misma iniciativa como una de las piezas angulares de su programa electoral en un acto que supuso su puesta de largo como candidato socialista a albergar La Moncloa.

Más de 36.000 opositores para profesor de Primaria y Secundaria se examinaron ayer en Andalucía
Más de 36.000 opositores para profesor de Primaria y Secundaria se examinaron ayer en Andalucía

El vicepresidente del Gobierno planteó la celebración de un examen nacional para la selección del profesorado, que posteriormente realizaría un período de formación mediante prácticas en aulas docentes. El propio Rubalcaba estimó que el número de profesores que podrían entrar en este sistema de aquí al año 2020 rondaría los 200.000. Este hecho ha enervado los ánimos en el seno de Génova, dónde no entienden el cambio de actitud del Ejecutivo, puesto que esta medida había sido propuesta ya por los populares y rechazada pos los socialistas en su día.

Sandra Moneo, secretaria de Educación del PP, ha asegurado que esta idea les «ha sorprendido mucho». ¿Las razones que impulsaban su incredulidad? «Han tenido dos legisturas para tomar medidas de esta índole y no las han tomado y han rechazado cualquier medida promovida por el PP relacionada con el profesorado», argumenta Moneo. El objetivo que persigue esta propuesta de Rubalcaba es beneficiar a los expedientes más brillantes, una situación que el Partido Popular lleva queriendo primar desde hace mucho tiempo.

En esta línea, Moneo señalaba que «ésto supone un incentivo para un sector que en los últimos años ha realizado una labor digna de halago y que, en cambio, ha trabajado en situaciones muy adversas, sin protección y sin reconocimiento público por parte de la sociedad y las instituciones tanto públicas como privadas». La selección de los mejores profesores es equivalente de una educación de calidad, por ello, la Confederación de Padres de Alumnos (Cofapa) ha celebrado con estusiasmo esta idea: «No podemos aspirar a un buen sistema educativo sin tener en cuenta su pilar más importante: la calidad del profesorado».

Además, en un comunicado han indicado las pautas a seguir para lograr la excelencia en este ámbito y una de ellas coincidía con la expuesta por Rubalcaba. Los sindicatos también han manifestado su aprobación a esta idea, aunque han querido matizar su «cautela» hasta no conocer más detalles de dicha iniciativa. Miguel Muñiz, secretario general del FSIE en Madrid ha admitido que «a priori el concepto que se ha esbozado no parece malo, aunque hay que esperar a conocer más pormenores para sacar conclusiones». Su tímido posicionamiento responde a que no saben «en qué dirección se pretende enfocar esta idea, ya que no sería lo mismo que afectase sólo a la educación privada o a la concertada o a ambas», concluye.

Una convocatoria centralizada
«El sistema actual de oposiciones no funciona para elegir a los mejores profesores». Así de tajante se muestra Juan Antonio Gómez Trinidad, portavoz del PP en educación, quien señala que «debe ser el Ministerio de Educación el que convoque oposiciones mediante convocatoria nacional pero con tantas sedes como sean necesarias».