El incomodo saludo al «querido presidente de Ruanda»

Moratinos saluda al líder africano con un "querido presidente de Ruanda". Antonio Banderas se ha unido a la reunión contra la pobreza en la que rechazó participar Zapatero por la presencia de Kagame.

Rodríguez Zapatero decidió a última hora no participar en la reunión contra la pobreza organizada por Naciones Unidas por la polémica suscitada en España por la presencia del presidente ruandés, Paul Kagame, al que se acusa de genocidio, en ese encuentro. El encargado de representar al Gobierno de España fue Miguel Ángel Moratinos, ministro de Asuntos Exteriores. María Teresa Fernández de la Vega ha explicado que Zapatero ha sido "sensible"al atender a la petición de algunos grupos para que no recibiera al presidente de Ruanda, Paul Kagame. El problema es que Kagame está imputado por el más alto tribunal de Francia y por la Audiencia Nacional española como máximo responsable de los delitos de genocidio y de lesa humanidad que han supuesto la muerte de varios millones de personas en el Congo y en RuandaEl Grupo de Impulsores de los Objetivos de Desarrollo del Milenio creado por Ban Ki Moon en mayo pasado y que se ha reunido por vez primera en el hotel Ritz de Madrid y que copresiden Zapatero y Kagame, tiene la misión de concienciar sobre la necesidad de aumentar los esfuerzos para que los ODM, las metas que la comunidad internacional se fijó en 2000 para reducir a la mitad la pobreza extrema y el hambre en el horizonte de 2015, se cumplan. Moratinos, que se dirigió a Kagame como "querido presidente de Raunda"y a quien estrechó la mano, ha manifestado que suponía un "gran honor"para él "representar"a Zapatero en este primer encuentro del Grupo de Impulsores de los ODM, del que también forma parte y estaba presente la ex presidenta de Chile, Michelle Bachelet. Ha subrayado que para el Gobierno español la agenda del desarrollo "es y será una de las grandes prioridades del Gobierno"que, como la sociedad española, "se niega a aceptar"la "miseria, injusticia y vulnerabilidad"que sufren todavía millones de personas en el mundo. "Menos mal que terminó la Presidencia española"Moratinos ha destacado que durante la presidencia española de la UE, el Gobierno de Zapatero consiguió incluir por vez primera en la agenda de una cumbre de líderes europeos los temas de desarrollo, si bien se permitió alegrarse por el fin del semestre español. "Hace poco más de 15 días que concluyó la presidencia española de la Unión Europea. Menos mal, fue una presidencia intensa, difícil, compleja. Pero gracias al trabajo de la secretaria de Estado de Cooperación (Soraya Rodríguez) y todo su equipo". España "impulsó"la cooperación al desarrollo en el seno de la UE. Moratinos no eludió referirse al recorte de 800 millones de euros que el Gobierno hará en la ayuda oficial al desarrollo entre 2010 y 2011 como parte de las medidas para reducir el déficit público, unas medidas "nada fáciles para un Gobierno progresista". Moratinos concluyó su intervención denunciando que es "inaceptable"que la comunidad internacional haya "mandado al hombre a la Luna"pero no sea capaz de "erradicar la pobreza". Ban Ki Moon por su parte se manifestó seguro de que aunque Zapatero no estuviera en la reunión, su "corazón"sí, y elogió el "compromiso"del presidente español con los ODM, al tiempo que también agradeció al presidente ruandés que copresida el Grupo de Impulsores.