Nissan renueva su compromiso con la fábrica abulense con su Plan Industrial

Por su parte, el director general de operaciones de la multinacional avanza un nuevo modelo Atleón para el 2014. 

Nissan renueva su compromiso con la fábrica abulense con su Plan Industrial
Nissan renueva su compromiso con la fábrica abulense con su Plan Industrial

ávila- El director general de Operaciones de Nissan en España, Ryouji Kurosawa, renovó el «compromiso de continuidad» de la multinacional japonesa con Ávila, durante la presentación de un plan industrial que prevé inversiones hasta 2014 de más de cien millones de euros, además de la fabricación de una nueva variedad del modelo Atleón y dos nuevos motores en 2011 y 2012 para adaptar los vehículos a la normativa comunitaria de emisiones.Así lo expuso durante su visita a la factoría abulense, en la que estuvo acompañado por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el vicepresidente económico de la Junta, Tomás Villanueva, quienes coincidieron en destacar la importancia de haber clarificado el futuro de la compañía en la ciudad amurallada. En concreto, Sebastián aseguró que se ha «salvado una situación muy difícil» a partir del «esfuerzo y el diálogo», que calificó como «las dos palancas con las que se ha superado una situación que hace meses parecía imposible».Aprovechar sinergiasPor su parte, Villanueva consideró necesario «explotar al máximo la suerte» de la Comunidad y de España, al disponer de plantas de la alianza entre Renault y Nissan, para «aprovechar bien esa sinergia», de manera que en Ávila se puedan fabricar vehículos híbridos o eléctricos», informa Efe.A su entender, «tiene que ser un objetivo al que aspiremos de forma irrenunciable», argumentó, antes de subrayar el buen entendimiento institucional para llegar a este acuerdo que es bueno para Nissan en Ávila y para los «proveedores y fabricantes del entorno».El Plan Industrial y el Acuerdo Social «sientan las bases del futuro de esta planta», que recientemente ha visto rebajada su plantilla de 647 empleados a 501 como consecuencia de los difíciles momentos que atraviesa el apartado de vehículos industriales ligeros.Las inversiones previstas, de cerca de cien millones de euros, con ayudas por parte del Ministerio de Industria de 6,3 millones de euros en 2009 y 2010, abordan el impulso al programa «Ávila Challenge», con el que se busca convertir la fábrica en una de las más competitivas y rentables de la multinacional en el mundo, a través de un convenio colectivo en el que se puede aplicar mayor flexibilidad. El objetivo, según Kurosawa, es «poder competir con el resto de plantas de la alianza Renault-Nissan».