El Gobierno llevará a Gbagbo ante la Corte Penal Internacional

El ex presidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, y algunos de sus colaboradores más próximos serán llevados a la Corte Penal Internacional (CPI), al igual que el antiguo mandatario liberiano, Charles Taylor, declaró hoy el ministro marfileño de Justicia, Ahoussou Jeannot.

El ministro hizo tal declaración en una rueda de prensa ofrecida conjuntamente con su colega encargado de Derechos Humanos y Libertades Públicas, Gnénéma Coulibaly. "Nuestra determinación es conducir a Laurent Gbagbo ante la Corte Penal Internacional, e iremos hasta el final", dijo Ahoussou Jeannot. A este respecto anunció que el procurador de la CPI enviará, del 27 de junio al 4 de julio, una misión a Costa de Marfil para evaluar la situación de la violación de los derechos humanos tras las elecciones del 28 de noviembre.

La misión de la CPI decidirá luego si es necesario o no enviar investigadores a Costa de Marfil, añadió el ministro de Justicia. "Ha habido demasiados muertos, raptos, desapariciones y crímenes de sangre bajo el régimen del anterior presidente", se lamentó el ministro. Destacó la responsabilidad de elementos de la guardia presidencial, oficiales y milicianos en el secuestro, el 4 de abril, de cuatro personas en el hotel Pullman que han sido torturados y asesinados en el recinto del palacio presidencial.

Algunos milicianos y miembros de la guardia presidencial han confesado su implicación en este caso tras ser detenidos. "Debido a la gravedad de los hechos que se le reprochan a Gbagbo, las investigaciones podrán durar por lo menos dos años. No puedo decir cuándo será juzgado", dijo el ministro. Añadió que es al tribunal al que le corresponde determinar la fecha en la que sería procesado el antiguo mandatario, que se encuentra bajo arresto domiciliario en la localidad norteña de Korhogo.

Por otra parte, el ministro de Derechos Humanos, Gnénéma Coulibaly, anunció que el fiscal del tribunal emitirá una orden de detención internacional para lograr la extradición de algunos responsables del antiguo régimen, entre ellos Charles Blé Goudé, exministro de Juventud y Empleo y líder de los Jóvenes Patriotas, ala más radical de los seguidores de Gbagbo. "Sabemos dónde se encuentra Ble Goude y es fácil capturarlo", aseguró Coulibaly.
Blé Goudé, que se encuentra en paradero desconocido desde la caída de Gbagbo el 11 de abril, emitió una declaración en la que revela estar vivo, con la que se pone fin a semanas de incertidumbre al respecto.