Espías de Kirchner contra Macri

Espías de Kirchner contra Macri
Espías de Kirchner contra Macri

Una novela argentina de espías, poder y escuchas. Así definió su propia causa el alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, después de que un juez argentino le procesase por el caso que indaga una red de espionaje y escuchas telefónicas a dirigentes sociales, empresarios y hasta a un cuñado suyo rechazado por la familia.El juez federal Norberto Oyarbide encausó a Macri sin prisión preventiva y le impuso un embargo de 250.000 pesos argentinos (unos 51.000 euros), bajo la acusación de ser «partícipe necesario de una asociación ilícita» que interfirió ilegalmente llamadas telefónicas en Buenos Aires.«Antes de que empezara la causa, el procesamiento estaba escrito», lanzó el jefe de Gobierno porteño y apunto directamente al juez Oyarbide, al que acusó de estar alineado con el régimen. Macri insistió en que «hay jueces funcionales a la política». Oyarbide fue el juez que investigó una denuncia de enriquecimiento ilícito de la presidenta Cristina Kirchner y su esposo, el ex mandatario Néstor Kirchner, y finalmente sobreseyó el caso. Los abogados de Macri anticiparon que van a apelar la decisión del juez ante la Cámara Nacional. Macri, heredero de una inmensa fortuna, está duramente enfrentado con la presidenta Kirchner y es uno de los potenciales candidatos de la oposición para las elecciones de 2011. A este respecto el postulante de la derecha aseguró que no se va a bajar de la candidatura: «Todo el mundo me dice que no afloje, este Gobierno no va a parar. El oportunismo siempre existió y existirá, esta es una Argentina que se termina en 2011», expresó.El escándalo de las escuchas ilegales obligó a dimitir a dos altos jefes de la nueva policía metropolitana, Jorge Palacios y Osvaldo Chamorro. El caso se originó en la denuncia de uno de los espiados, dirigente de una agrupación de familiares de víctimas del atentado a la mutua judía AMIA de Buenos Aires, que dejó 85 muertos y 300 heridos en 1994. Además del alcalde, fue encausado el ex ministro de Educación Mariano Narodowsky, y se sobreseyó al de Justicia, Guillermo Montenegro. Palacios, quien fue jefe de la Unidad Antiterrorista, tiene una causa por encubrir la investigación del atentado a la AMIA.