Cameron pondrá un tope a los inmigrantes no comunitarios

La medida es previa al límite definitivo del año próximo

Londres pondrá límite provisional al número de inmigrantes
Londres pondrá límite provisional al número de inmigrantes

David Cameron está dispuesto a fijar un límite temporal en el número de inmigrantes no comunitarios de manera inmediata para evitar una avalancha antes de abril del próximo año, cuando el tope provisional se convierta en definitivo.Durante la campaña electoral, el líder «tory» se comprometió a reducir la inmigración neta anual situada actualmente en 163.000 extranjeros. Sus planes para los ciudadanos no comunitarios fueron uno de los asuntos más controvertidos en las negociaciones con los liberal-demócratas. Sin embargo, la promesa sobrevivió al acuerdo de coalición y ahora el Ejecutivo no está dispuesto a perder el tiempo.El número de trabajadores de fuera de la UE, por tanto, se reducirá un 5%, limitando los permisos a 24.100 inmigrantes desde ahora hasta abril. Según la BBC, mañana se conocerán los detalles del plan, que no está exento de polémica. Entre las propias filas conservadoras muchos diputados dan la razón a los empresarios que aseguran que se terminará perjudicando a la economía al cerrar las puertas a algunos de los extranjeros más talentosos. Julia Onslow-Cole, de PricewaterhouseCoopers, dijo a la BBC que todos los extranjeros contratados en empresas de Reino Unido cuestan tres veces más que un residente. «Este dinero no se gasta porque sí. Realmente se necesitan esos conocimientos, especialmente en la situación económica actual. Es muy importante permitir a la empresas elegir a sus trabajadores», indicó. No es el primer debate en materia de inmigración que provoca Cameron. A principios de mes anunció que todo aquel que viva fuera de la UE y quiera irse a Reino Unido para estar con su pareja deberá pasar un examen de inglés. El Gobierno laborista quiso aplicar la norma en julio de 2011, pero, tras los comicios, la coalición adelantó el calendario para el próximo otoño. En la actualidad todo aquel que pide un visado sólo tiene que demostrar que su matrimonio o pareja es auténtica y que pueden mantenerse económicamente.