El PSOE veta la comparecencia de Blanco

El ministro portavoz, José Blanco, ayer, antes de embarcar en el aeropuerto de Lavacolla, en Santiago de Compostela

MADRID- Ni Salgado, ni Blanco, ni Chacón. Ningún ministro comparecerá ante la Diputación Permanente para explicar asuntos de relevancia como las indemnizaciones millonarias en las Cajas de Ahorros, la participación de España en el Escudo Antimisiles o el supuesto cobro de comisiones ilegales del ministro de Fomento. Motivo: el PSOE lo vetó ayer en la Mesa del órgano que sustituye al pleno de la Cámara en periodo entre sesiones. El argumento invocado es el mismo que esgrimió el PP en 2004 cuando el PSOE pidió la del entonces José María Aznar en periodo electoral por la guerra de Iraq y la inexistencia de las armas de destrucción masiva. Esto es, que con las Cortes disueltas, la Diputación Permanente no tiene capacidad para ejercer la labor de control al Ejecutivo. El Reglamento sólo le reconoce funciones de aprobación de decretos-ley o de declaraciones de estado de sitio o alarma. Claro que si el PP defendía en 2004 que a la Diputación Permanente no le correspondía la función de control al Gobierno, el PSOE defendía lo contrario. Aquella polémica acabó en el Constitucional, ya que los socialistas recurrieron en amparo la negativa del PP, pero el Alto Tribunal no llegó a pronunciarse sobre el fondo de la cuestión porque no admitió la impugnación al carecer de las firmas necesarias.
El caso es que en más de 30 años de democracia , sólo en una ocasión un miembro del Gobierno ha comparecido ante la Diputación Permanente con las Cortes disueltas. Fue en 1982, y a petición propia, cuando el entonces ministro de Defensa, Alberto Oliart, acudió a la Cámara Baja para explicar la «operación Galaxia». Así que ayer el PSOE, con el Reglamento y los antecedentes en la mano, ejerció la mayoría con la que cuenta en la Diputación Permanente –tres votos frente a los dos del PP– para rechazar todas las solicitudes de la oposición.

 

Blanco dice ser víctima de una «golfería»...
El ministro de Fomento expresó su deseo de «defenderse de las falsedades» y aseguró que su implicación en la «operación Campeón» es el resultado de ser víctima de una «golfería». De nuevo Blanco evitó hacer declaraciones sobre el caso.


...y Caamaño pide al CGPJ que investigue
El ministro salió en defensa de su compañero de partido diciendo que «las personas de bien no deben dar crédito» a Dorribo. Asimismo pidió al Consejo General del Poder Judicial que investigue las «filtraciones».