«El arte es la medicina del alma y quiero apartar este disco de la tragedia»

El último trabajo de Estrella Morente, 'Autorretrato', sale a la venta este martes, 2 de octubre. Después de casi dos años de la muerte de su padre, el cantaor Enrique Morente, la artista empieza a bajar de una "montaña rusa"y a ver que "hay que tirar para adelante".

Este trabajo, que llega tras seis años de silencio discográfico, pretende "convertir el dolor en arte". "El arte es la medicina del alma y quiero apartar este disco de la tragedia", asegura.
En una entrevista concedida a Europa Press, la cantaora mantiene que 'Autorretrato' "viene de la ilusión", de aquella que compartió con su padre, que antes de su fallecimiento en diciembre de 2010, dejó casi todo el disco grabado, voces de referencia, teclados o palmas, a falta de las últimas voces de referencia.

"Ilusión es lo que necesita ahora la gente", dice, consciente de que también quiere dársela a sus hijos y que a ella misma le hace falta: "Hay generaciones que necesitan de esa ilusión, lo mismo que a nosotros nos la han ofrecido. La ilusión, aunque no la tenga, tengo que inventármela".

El origen de este disco, el tercero de su carrera, está en la música de Michael Nyman, quien durante un concierto de la granadina en Londres, acudió a su camerino y le llevó sus discos. Estrella se quedó prendada de su 'Requiem' y de cómo encajaba con un poema de San Juan de la Cruz. Con pudor, admite que Nyman creía que esa obra estaba "inacabada"hasta que ella le puso la voz. Ella prefiere hablar de la "suerte"que tuvo con el hecho de que el compositor cediera esa "pieza antigua para devolverla al presente".

En el trabajo también hay composiciones propias, como la sevillana que dedica a Lola Flores y, al respecto, recuerda que su padre le dio libertad para componer pero siempre "con un sentido y una profundidad, de manera muy respetuosa hacia la literatura y hacia la propia música". "A él no le gustaba meter cualquier cosa pero esto era un autretrato y esa era una pieza que salía de mí", recuerda.

Estrella habla de que, por el momento, los temas que ella misma ha compuesto muestran "la frescura de alguien que empieza a atreverse a enseñar sus composiciones". También es suyo 'Bimbó', compuesto junto a Montoyita, un agradecimiento a cómo los españoles han acogido a los inmigrantes que cruzan el Estrecho en patera, a aquellos que "vienen con sufrimiento buscando un poco de alivio".

La portada del disco, en el que no faltan colaboraciones de lujo, como las de Paco de Lucía, Vicente Amigo, Tomatito o Ketama, es ya de por sí toda una declaración de intenciones. Se trata de una foto de Sergio Parra hecha en el camerino del Teatro Español minutos antes de salir al escenario, con Estrella en primer plano y un Enrique Morente detrás "contándome lo que veía, los últimos cambios".

Inicialmente Enrique, que en la imagen parece bendecir el trabajo de su hija, le pidió que hiciera un autorretrato, ya que ella "coqueteaba con la pintura"pero finalmente se eligió esta imagen. "Es un reflejo de lo que hay en mi interior, de lo que tengo que ofrecer", asegura.
En la entrevista Estrella también reflexiona sobre cómo ha cambiado su cante desde la pérdida de su padre: "Lo que pasó fue una tragedia que arrasó con todo. Tuve que buscar otra manera de cantar que no era con la que había cantado hasta el momento, que era la felicidad de tener mi padre al lado".

Y ahora, preguntada por un futuro sin la presencia física del que es su maestro, asegura no tener temor. "El nos enseñó a ser muy independientes. Tengo la tranquilidad de saber que uno tiene que trabajar para ir avanzando, luchar y si te dan las herramientas como él ha hecho conmigo, el salir adelante, echarle valor a las cosas. Tengo una profesión que es una maravilla y esto está siendo mi salvación", concluye.