Juan Jesús Vivas: «Hay que mejorar y abaratar la conexión con la Península»

Reafirma la «españolidad» de la ciudad autónoma y apela a su tirón turístico y a sus condiciones fiscales especiales para relanzar los activos de la capital ceutí, «una realidad peculiar, poco conocida y muy atractiva»

El presidente de Ceuta estuvo acompañado por numerosos representantes del Partido Popular. Al acto acudieron líderes andaluces como Antonio Sanz, secretario general del PP-A o Rosario Soto
El presidente de Ceuta estuvo acompañado por numerosos representantes del Partido Popular. Al acto acudieron líderes andaluces como Antonio Sanz, secretario general del PP-A o Rosario Soto

«Ceuta es una realidad peculiar, poco conocida y muy atractiva». Apelando a estos tres factores de la personalidad de la ciudad autónoma, el presidente de la misma, Juan Jesús Vivas, analizó los activos de la región extrapeninsular el pasado martes, en el marco de los encuentros «Usted pregunta» de LA RAZÓN de Sevilla, celebrado en el Hotel Gran Meliá Colón. Arropado por empresarios y directivos de las casas regionales ceutíes, así como por representantes políticos andaluces –entre ellos Juan Ignacio Zoido, portavoz del Grupo municipal del PP en Sevilla y el secretario general del PP-A, Antonio Sanz– y la sociedad civil hispalense, Vivas lanzó un mensaje cargado de españolidad y esperanza por el futuro de esta «ciudad que nace del mar y mira al cielo».El presidente, que aseguró que Ceuta se siente «muy cerca en la distancia y, sobre todo, en el corazón» al resto de España, abogó por una «solidaridad de ida y vuelta» con la Península. «Ceuta es y se siente España por encima de todo», destacó, al tiempo en que mantuvo que «la defensa de nuestra españolidad está absolutamente garantizada por el Gobierno de la Nación, sea del signo que sea». Vivas rememoró la visita de Sus Majestades los Reyes a la ciudad autónoma en 2007, «una asignatura pendiente de la democracia» que se solventó en una jornada memorable, en la que «todos salieron a la calle con sus banderas». Asimismo, recordó con placer el titular de portada de LA RAZÓN tras aquel histórico hecho: «Ceuta, el corazón de España».El ponente explicó que dicha «españolidad» se hace patente en todos los ceutíes independientemente de su religión y origen étnico. «El encuentro es el principal servicio que Ceuta ha dado a la historia». Un encuentro que supone «un modelo a seguir para la convivencia de personas» y que facilita a España y a la Unión Europea un «observatorio» privilegiado del fenómeno de la inmigración. En cuanto a las relaciones con el «vecino» marroquí, Vivas contempló el desarrollo de Marruecos como «una oportunidad para Ceuta». El mandatario mantuvo que los ceutíes no se amedrentaron con las protestas del Reino alauí con motivo de la visita de los Reyes, ya que «era tal la alegría de tener a Sus Majestades que todo lo demás pasaba desapercibido». Sobre el burka y el velo integral, negó la necesidad de establecer normas en Ceuta ante un hecho «muy minoritario». Asimismo, aseguró que «el velo tradicional no provoca rechazo y todos los ceutíes conviven con él». En otro plano de su discurso, el político del PP cantó las excelencias de Ceuta como lugar de negocio y oportunidad, pese a la actual coyuntura económica. En este sentido, consideró que sus pilares básicos han sido y son las excelentes cualidades turísticas (culturales, deportivas y patrimoniales), el puerto, la construcción y el régimen económico y fiscal de la localidad. A este respecto, valoró las ventajas de la condición «franca» de este territorio, pero negó que Ceuta sea «un paraíso fiscal, cosa que, además, no se pretende». «La empresa es viable y posible en Ceuta», dijo. Vivas apostó por mejorar la conexión con la Península con un transporte marítimo más barato, aunque reconoció que «eso no depende del Gobierno autonómico». Además, ante las preguntas sobre el proyecto abandonado de conectar ambas orillas con un túnel a semejanza del Canal de La Mancha, el presidente recordó la dificultad en cuanto a viabilidad y rentabilidad de esta infraestructura, ya que las plataformas viarias del conjunto de África no se corresponden con el nivel de calidad europeo. Toda la intervención del ponente estuvo tamizada de detalles históricos y paisajísticos de la localidad, de quien dijo que «desde el mismo origen del hecho hispánico, Ceuta ya estaba».

«Revisar» a medio plazo y con «consenso» el EstatutoEl encuentro con el presidente de Ceuta tuvo, en algunos momentos, gran contenido político, de modo que Juan Jesús Vivas incluso avanzó para el público de LA RAZÓN de Sevilla algunos de sus objetivos a medio plazo. Así, consideró necesaria, «pasado un tiempo razonable», una «revisión» del actual Estatuto de Autonomía de la localidad. Vivas mantuvo que dicha revisión del texto, que data de hace 15 años, tiene que acometerse «con consenso, a ser posible unanimidad, sentido común y prudencia». Además, señaló que «no queremos asumir competencias que no podemos digerir». En este caso, se hallarían las encomiendas de Educación o Sanidad. Vivas, que valoró que el «resultado del Estatuto y la integración en la UE ha sido de más confianza, más inversión y más presencia institucional», recordó sin embargo que «no hemos alcanzado el techo previsto por la Constitución» en cuanto al autogobierno de Ceuta. Por otra parte, explicó que su gobierno se propone analizar las «ventajas e inconvenientes de una integración en la Unión Aduanera». El presidente alabó los niveles de desarrollo de la ciudad en los últimos tiempos, si bien aspiró a equiparar aún más Ceuta con el resto del país y mitigar la alta tasa de paro juvenil. «Ceuta es un lugar atractivo de encuentro y de oportunidades», dijo, invitando a los presentes a comprobarlo in situ.

El PP arropa a «su hombre» en la otra orillaJuan Jesús Vivas no estuvo solo ante el auditorio del Hotel Meliá Gran Colón de Sevilla. El presidente de Ceuta estuvo acompañado por numerosos representantes del Partido Popular. Al acto acudieron líderes andaluces como Antonio Sanz, secretario general del PP-A o Rosario Soto, portavoz del PP andaluz. Asimismo, estuvieron presentes el portavoz del PP en Sevilla y parlamentario andaluz, Juan Ignacio Zoido, con los ediles hispalenses Juan Bueno, Mar Sánchez Estrella y José Miguel Luque, así como el presidente provincial del PP de Sevilla, José Luis Sanz, y su homólogo gaditano, José Loaiza.