López se hunde ante el nacionalismo vasco

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Patxi López no ha escuchado al Partido Popular cuando le alertaban de la necesidad de llevar a cabo una política menos complaciente con el nacionalismo y más dedicada a poner freno a la crisis. A pocos meses de la cita con las urnas, las consecuencias están cocinadas: como hoy adelanta la encuesta de LA RAZÓN, el PNV y la izquierda abertzale sumarían más de 44 escaños de los 75 en la Cámara de Vitoria. El PSE perdería 10 parlamentarios y el PP ganaría uno. López, para muchos, ha sido el caballo de Troya del nacionalismo vasco.



Firmeza y proporción policial ante el 15-M
Sin cargas, y en apenas diez minutos, las Fuerzas de Seguridad realizaron su trabajo, en la mañana del domingo, sólo cuando vieron que las 500 personas que quedaban en la Puerta del Sol, en su mayoría jóvenes, instalaban varios toldos y una tienda de campaña. Una excelente gestión del ministro Fernández Díaz que, de manera proporcionada, aunque con firmeza, ha sabido conjugar el derecho de manifestación con la libertad de los ciudadanos para transitar por los espacios públicos.



La crisis también pasa factura a Merkel
Angela Merkel entró ayer en el nada exclusivo club de los líderes europeos a los que la crisis les ha hecho perder votos. Ayer, la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de la canciller obtuvo el peor resultado desde la II Guerra Mundial en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia. Tras conocerse las votaciones, su candidato dimitió para asumir el peso de la derrota, aunque parece que su marcha quiere situar un cortafuegos que frene a los socialdemócratas y salve a Merkel. El rodillo de la crisis también cruza el Rin.