El Puerto coincide con Rita en que Fomento gestione la dársena

El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Rafael Aznar, cree que con Fomento sería más fácil llegar a acuerdos.

Las marinas son las únicas zonas del nuevo puerto que están explotadas, cada vez con mayor éxito
Las marinas son las únicas zonas del nuevo puerto que están explotadas, cada vez con mayor éxito

VALENCIA- El presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Rafael Aznar, consideró ayer lógica la propuesta que lanzó el miércoles la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, sobre la titularidad de la dársena interior del Puerto de Valencia, en la que pedía que ésta pasara a ser competencia del Ministerio de Fomento.

Aznar argumentó que la Autoridad Portuaria era competencia del Ministerio de Fomento por lo que lo lógico sería que la dársena también lo fuera.

En cualquier caso, y aunque las competencias las tenga ahora mismo la vicepresidencia económica del Gobierno, Aznar dijo que la institución portuaria colaboraría con cualquier empresa o cualquier iniciativa económica que se quisiera radicar en la futura zona de ocio.

Aznar, entrevistado en el programa Bon Día de Ràdio 9 consideró necesario que la dársena comenzara a dar beneficios económicos y que se debía aprovechar los edificios de las antiguas bases de la Copa América que fueran transformables para su nuevo uso. «Quizá haya que quitar los que estén más cerca de los tinglados». Y que todo ello debía hacerse antes de que los mismos se deterioraran.

Como ya informó LA RAZÓN, la alcaldesa de Valencia y el vicepresidente económico, Gerardo Camps, presentaron el pasado miércoles un plan de usos de la dársena supeditado a un entendimiento con el Gobierno central. Entendimiento este difícil de lograr porque, tal y como denunció Barberá, «el jefe de Gabinete de la ministra Salgado hace ocho meses que no me coge el teléfono».

Por este motivo, tanto Barberá como Camps anunciaron que ni el Ayuntamiento ni la Generalitat abonarían la parte correspondiente del préstamo ICO que el Gobierno concedió para la celebración de la 32 Copa América y en el que el Ejecutivo central figura como avalista.

Barberá explicó que en la constitución del Consorcio se dijo que las administraciones devolverían el crédito con los beneficios obtenidos por la explotación de la Dársena.