El crecimiento urbanístico tiene un límite y es matemático

¿Cuántas viviendas puede construir un municipio en los próximos 20 años? ¿En qué cifra está el límite entre el progreso económico y la depredación del territorio? Estas preguntas tienen, por fin, respuesta. La Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana (ETCV), aprobada por el Consell el pasado mes, ha creado una fórmula para transformar en números la ordenación del territorio, los límites que tiene un municipio para crecer.

Los municipios del interior y de la franja intermedia tienen más posibilidades de crecer
Los municipios del interior y de la franja intermedia tienen más posibilidades de crecer

Algunos Ayuntamientos ya han solicitado a la Conselleria de Medio Ambiente que le diga cuál es índice máximo de ocupación de suelo residencial y también el destinado para actividades económicas. Deberán hacerlo todos aquellos que quieran revisar o modificar su planeamiento urbanístico, ya que las Comisiones Territoriales de Urbanismo se lo exigirán.

La fórmula contempla la introducción de determinadas variables con el objetivo de afinar al máximo el límite de crecimiento. Así, se aplican coeficientes diferentes en función de dónde esté situado el municipio, si es capital de comarca o si es susceptible de acoger equipamientos de carácter supramunicipal.

Además, se introduce el denominado «coeficiente de flexibilidad». Éste sirve para que los municipios que tengan urbanizado menos del diez por ciento de su territorio puedan crecer más que los que ya alcanzan este porcentaje. La media de la Comunitat Valenciana es del cinco por ciento, y es precisamente en la costa donde más se incrementa este porcentaje.

De ahí, que tal y como propugna la propia ETCV, se dará mayor margen de crecimiento a las localidades situadas en la franja intermedia del territorio. El coeficiente de flexibilidad tiene también como objetivo evitar que se produzcan especulaciones de suelo.

Por poner un ejemplo. Una población costera de 30.000 habitantes solicita a la Conselleria de Medio Ambiente que le calcule su índice máximo de ocupación. La Conselleria toma como referencia la «foto» satélite que se interpreta gracias al SIOSE. Con estos datos, conoce cuánto suelo urbanizado tiene.

Y usted puede construir...

El resultado es que este municipio tiene urbanizado de sus 60 millones de metros cuadrados, un total de diez. Además, tiene 8.000 empleados en el sector industrial y en el terciario. Aplicadas las variables correspondientes, la conclusión sería que el plan general pueda permitir la urbanización durante las dos próximas décadas de 1,3 millones de metros cuadrados más para zonas residenciales y 700.000 para actividades económicas.

La norma que completa la ETCV también obliga a los municipios a favorecer el modelo de urbanización compacto. El crecimiento de suelo debe ser sobre suelos ya consolidados, en cascos urbanos o en ensanche.

Este informe no alargará los trámites. Se trata de una consulta que los Ayuntamientos hacen a la Generalitat o que ellos mismos obtendrán aplicando la fórmula del índice máximo de ocupación.