MENÚ
viernes 19 julio 2019
11:08
Actualizado

ENCUESTA NC REPORT / LOS CIUDADANOS ANTE 2012

La mayoría de los españoles cree necesarios más ajustes contra la crisis

Sólo uno de cada cuatro españoles se muestra optimista y confía en que este año comience a remontar la economía.  Un 65,3% no ve mejoría del empleo

  • La mayoría de los españoles cree necesarios más ajustes contra la crisis

Tiempo de lectura 4 min.

02 de enero de 2012. 02:41h

Comentada
2/1/2012

Madrid- El año 2011 finalizaba con el anuncio de un ajuste histórico por parte del Gobierno de Mariano Rajoy para tratar de recortar las inaceptables cifras de déficit heredadas del anterior Ejecutivo socialista. Sin embargo, la ciudadanía española no cree que los ajustes acometidos por el nuevo Gobierno vayan a ser suficientes y es consciente de que se antojan inevitables más sacrificios para ayudar a solucionar el enorme desaguisado en el que España se encuentra metida. Así se desprende de la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, en la que el 72,3 por ciento de los españoles considera que serán necesarios más ajustes para salir de la crisis económica, mientras que un 20,4 por ciento –dos de cada diez encuestados– ve suficientes los ajustes anunciados el pasado viernes 30 de diciembre por el nuevo Gobierno tras el Consejo de Ministros.

Y es que el pesimismo sobre la recuperación  económica a corto plazo de nuestro país es tan evidente que casi siete de cada diez españoles, en concreto el 69 por ciento de los encuestados, cree que el 2012 no será el año en que comiencen a resurgir nuestras finanzas. Aunque eso sí, aumentan notablemente los que por el contrario sí confían en que este año que entra será el inicio de la recuperación económica. En parte, por la confianza otorgada en las urnas al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Lo que en palabras de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría sería el «inicio del inicio» para nuestro país. En concreto, uno de cada cuatro españoles coincide con el presagio optimista de la vicepresidenta y muestran cierto optimismo en una mejoría a nivel económico de nuestro país.

El drama del desempleo
Pero si necesario es un repunte a nivel general de nuestra economía, qué decir de la delicada situación de nuestro mercado de trabajo. España destruye más puestos de trabajo de los que crea desde hace muchos meses, que se han traducido en más de cinco millones de  desempleados. Son precisamente ellos, los que quieren trabajar y no pueden, los que necesitan más que nadie que nuestra economía salga del profundo pozo en el que se encuentra. Sobre todo en la cuestión relativa al empleo, que al fin y al cabo es el baremo más preocupante de la mala situación económica de nuestro país y que nos diferencia en gran medida del resto de países de la Unión Europea.

Y sobre esta cuestión, la desesperanza sigue instalada en la mayoría de hogares españoles, porque el 65,3 por ciento de la ciudadanía cree que no mejorará el drama del desempleo durante el año 2012. Opinión mayoritaria que se repite en todos los espectros de edad, como por ejemplo entre los más jóvenes, en los que seis de cada diez encuestados (60,1 por ciento) no confían en que se vayan a crear suficientes puestos de trabajo. O entre los españoles de entre 45 y 64 años, en los que la desesperanza en este sentido llega hasta el 73,3 por ciento. Y es que aunque la papeleta de la nueva ministra de Trabajo, Fátima Báñez, es complicada, hay quien confía en que será capaz de generar empleo. Son tres de cada diez españoles los que confían en ella para este difícil cometido, en concreto un 30,5 por ciento que creen que mejorará el empleo en el año recién estrenado.

Mal año para el euro
Asimismo, la ciudadanía española tampoco le augura un buen año a la moneda única europea, especialmente en entredicho desde la última crisis del pasado mes de diciembre que desató las iras de los mercados internacionales. Entonces, los líderes de los estados miembros se encerraron dos días para dar una vuelta de tuerca al marco jurídico y endurecieron las exigencias para todos los países integrantes de la Unión Europea. Sin embargo, los españoles no descartan ni mucho menos en que la denominada «crisis del euro» se agrave en un futuro no muy lejano. En concreto, un 71,1 por ciento de los españoles no cree que 2012 vea el fin de la crisis del euro, mientras que un 20,6 por ciento de los encuestados sí confían en la resolución de la situación que puso en jaque la estabilidad de la economía europea a finales  del pasado año.



2012, un buen año en lo personal
Si en lo que respecta a la economía española la desilusión y el pesimismo copan el pensamiento de una amplia mayoría de los ciudadanos españoles, los presagios en la faceta más personal dejan lugar para la esperanza. Así, el 73,3 por ciento de los españoles, casi tres de cada cuatro españoles creen que en el aspecto personal, el año 2012 les deparará ciertas mejorías. Un optimismo en este sentido, mayoritario en todos los segmentos de edad, pero que se manifiesta especialmente entre los menores de 45 años, donde llega a alcanzar el 79,5 por ciento, entre los que creen que el nuevo año traerá consigo cosas positivas.Por el contrario, un 22,9 por ciento de los encuestados continúa con los malos presagios, asimilando el negro panorama general con lo personal y no creen que el nuevo año que ha entrado les suponga mejoría.

Últimas noticias