Bruselas alerta de la «fatiga social» en España

Olli Rehn urge acelerar las reformas económicas

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

Madrid- Olli Rehn, comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, advirtió a sus compañeros del Eurogrupo de la «fatiga social» que se ve en las calles de algunos países como Grecia o España, aunque eso no deba significar un parón en las medidas que ya se han iniciado o las que están por iniciarse.

La crítica de Rehn no se quedó sólo en los países que atraviesan dificultades económicas. Llegó hasta los que se encuentran en mejor situación, a pesar de que también los ve fatigados de ayudar. «Vivimos un momento difícil. En este contexto es necesario resistir para continuar la senda de reformas y también construir puentes de manera decidida para abordar las diferencias entre las sociedades cansadas de reformas y aquellas fatigadas de ayudar a sus socios con problemas», dijo Rehn.

El comisario explicó que la zona euro está a punto de «finalizar» su respuesta global «a la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial» y, en este momento, afronta dos retos: «Restaurar y mantener unas cuentas públicas sostenibles y fomentar un crecimiento sostenible» que incremente el empleo.

Jean Claude Juncker, presidente del Eurogrupo, dijo sobre este tema: «Hay un sentimiento creciente en Grecia, pero también en otras zonas europeas, de que estamos asistiendo a una especie de desigualdad social que hace que los más débiles paguen una factura desproporcionada».

Yorgos Papandréu, primer ministro griego, sabrá hoy si cuenta con la confianza del Parlamento. A la espera de la votación, ayer se reunió en Bruselas con Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso, para trasmitirles de primera mano la situación del país, que se encuentra al borde la bancarrota, a la espera de que se apruebe la próxima semana el enésimo plan de ajuste de su economía.

La jornada de ayer no tuvo especial incidencia en los mercados. Las bolsas europeas cedieron algo, menos que al inicio de la sesión y la prima de riesgo española superó los primero minutos de nerviosismo para cerrar en los mismo niveles de tranquilidad del pasado viernes.