ELLE aclara la piel de Gabourey Sidibe: la polémica está servida

Cumple 25 años y la revista ELLE ha querido celebrar esta fecha tirando la casa por la ventana. Por ello, para su número de octubre, ha decidido publicar cuatro portadas distintas, eso sí, cargadas de polémica. Cuatro son las actrices que protagonizan estas portadas, aunque es la de Gabourey Sidibe, protagonista de Precious, la que ha acaparado la atención de todos los medios. Y no precisamente de forma positiva.

Megan Fox, Amanda Seyfied, Lauren Conrad y Gabourey Sidibe son cuatro chicas que "están cambiando el mundo". Por ello, la revista 'Elle' ha querido contar con todas ellas para protagonizar las cuatro portadas de su número especial de octubre con motivo del 25 aniversario de la revista.


Las cuatro rondan los 25 años y todas tienen algo en común: Son actrices, son famosas y están viviendo uno de los momentos más importantes en su carrera. Por ello, según ha comentado la revista Elle, cada una de ellas merece su propia portada.


Sin embargo, si comparamos las cuatro portadas, la diferencia de una es ella es evidente. Megan Fox, Amanda Seyfried y Lauren Conrad, todas ellas chicas guapas y esbeltas, aparecen fotografiadas prácticamente de cuerpo entero mientras que la protagonista de Precious, la única chica de color, es fotografiada de primer plano y el blanqueamiento de su piel es demasiado obvio.


Sin embargo, en ELLE ha preferido lavarse las manos y comentar que la foto de Sidibe no sufrido ningún retoque "fuera de lo normal"o "más que las demás". De hecho, la editora jefe de la revista, Robbie Myers, ha querido responder personalmente a las acusaciones de varios medios del más que evidente blanqueamiento de la piel de Gabourey, explicando que la piel "no se cambió en absoluto"y que está muy "descontenta"con las acusaciones.


Con un físico que dista mucho de las demás protagonistas, ELLE explica la elección de Gabourey como un de las chicas de portada afirmando que eligieron a la actriz "por quién es". "Hicimos esto como una historia de chicas jóvenes y exuberantes que están cambiando el mundo. Si echáis un vistazo al portfolio, cada una de ellas ha sido fotografiada de forma distinta y por distintas razones".


Sin embargo, y pese a que la revista se empeña en negar el más que evidente blanqueamiento de la piel de Gabourey en la portada, así como la 'coincidencia' de su foto en primer plano, esta no es la primera vez que se acusa a una firma importante de usar excesivamente el pohotoshop para aclarar la piel de sus protagonistas de color.


En 2008, el gigante L'Oréal también fue acusando de blanquear la piel de la cantante Beyoncé Knowles, protagonista de uno de sus productos de cuidado del cabello.