«Okupan» un edificio en «solidaridad» con los desalojados del Hotel Madrid

El responsable de la "okupación"de un edificio en la calle de los Tres Peces de Madrid ha asegurado hoy que lo hizo "por solidaridad"con los desalojados del Hotel Madrid y para encontrarles una vivienda digna.

Así lo ha explicado esta tarde Javi, de 27 años, quien se define como escritor callejero de poesía y escalador de edificios, y que fue quien, aprovechando "una ventana rota"en la primera planta de este edificio en proceso de rehabilitación en el centro de Madrid, lo ocupó juntos a otros 30 activistas.

"Soy del grupo de avanzadilla, que queremos solucionar un problema de vivienda que el Gobierno no sabe resolver", ha afirmado este joven que primero entró en un edificio en la Plaza de Tirso de Molina que resultó no estar "adecuado a las condiciones de vivienda digna"ya que se trataba de un edificio en obras.

El segundo intento fue el bueno: un edificio de tres plantas en la última fase de rehabilitación, con electricidad y agua corriente y que -según le explicaron los vecinos- "pertenece a un señor con dinero que lo quiere para especular"y que ha paralizado las obras a causa de la crisis, ha detallado.

Así, a lo largo de todo el día, un grupo de unas seis personas ha estado trabajando para acondicionar los apartamentos del edifico a la espera de la llegada de las siete familias que los miembros de la comisión de vivienda del 15M escojan para vivir aquí.

Javi asegura que en un momento llegó a ganar 3.000 euros al mes, pagó alquiler y hasta tuvo una hipoteca, pero que decidió cambiar de vida "harto de las injusticias". Así lleva diez años ocupando edificios tanto en España -Madrid, Galapagar, Granada- como en el extranjero -Amsterdam, Alemania, Croacia-.

Sabe trepar por las fachadas, valorar si un edificio está o no en condiciones, restablecer la corriente eléctrica y hacer las adaptaciones necesarias en el sistema de cañerías, y además es capaz de explicar a los nuevos inquilinos los rudimentos básicos de la vida del "okupa": desde cómo entrar y salir del edificio, hasta cómo relacionarse con la policía.

"No es una profesión, es una forma de vida, de lucha social; una forma de sentir el mundo y de dar solución a los problemas reales", ha explicado.

En cuanto a la selección de las personas que pasarán a vivir en este edificio, es un proceso que llevarán a cabo los mismos miembros del 15M que han estado trabajando con los acogidos en el Hotel Madrid y el Teatro Albéniz.

"Se trata de escoger a las personas más responsables y sociales con voluntad de trabajar en la comunidad y restablecer sus vidas", ha explicado Tess, una educadora social de 26 años del movimiento 15M quien se ha acercado esta tarde hasta el edificio de la calle de los Tres Peces.

Tess reconoce que "en un porcentaje muy grande se trata de gente que se cree con derecho a que le abras una casa, pero que no está dispuesta a trabajar y que destroza la convivencia; gente rollo costra, sin pensamiento político ni social que no lo merece".

Darles una casa a este tipo de persona "fomenta un asistencialismo antisocial"por el que los beneficiados "se creen con el derecho de exigir y que les vamos a dar todo; pero no somos una organización de albergue", ha planteado.

La selección de los ocupantes de este edificio recién ocupado la harán, al parecer, dos jóvenes del 15M que han estado "trabajando"con los que estaban refugiados en el Hotel Madrid y "les conocen de primera mano". Esta noche, siete familias encontrarán refugio en un nuevo edificio del centro de Madrid.

Las demás tendrán que esperar a que Javi lleve a cabo la hazaña que se ha propuesto y que lanza como "un reto al Gobierno actual: okupar 30 pisos en los próximos 30 días, para que vean que hay muchos pisos vacíos y que el problema de la falta de vivienda tiene solución".