Dos de cada 10 parados valencianos han rechazado un empleo desde 2008

Aunque la necesidad aprieta, los buscadores de empleo siguen poniendo sus condiciones y teniendo sus reticencias a la hora de aceptar un trabajo. Así lo demuestra el hecho de que, de las cerca de 600.000 personas que hay paradas en la Comunitat Valenciana, el 21 por ciento haya rechazado una oferta de trabajo en los últimos tres años.

Imagen de personas haciendo cola frente a la oficina de empleo
Imagen de personas haciendo cola frente a la oficina de empleo

Los motivos son diversos. Un 26 por ciento de ellos aludió razones de sueldo, un 14 por ciento de horario y un tres por ciento de movilidad geográfica. El 57 por ciento restante lo hizo por otras causas.

Hombres y mujeres por igual
Según esta encuesta, realizada por la empresa de selección de personal Manpower, no se observan diferencias importantes según sexos. En el caso de los hombres el porcentaje de los que rechazaron un trabajo es del 22 por ciento, mientras que entre las mujeres, éste únicamente baja al 18 por ciento.

Donde sí se observan diferencias entre ambos sexos es en los motivos que esgrimen hombres y mujeres a la hora de declinar una oferta de empleo. Así, mientras que para el 33 por ciento del colectivo femenino el sueldo es el principal motivo de rechazo, sólo lo es para el 22 por ciento de los hombres.

Por otra parte, en el caso femenino el horario acumula un 27 por ciento de las respuestas, mientras que en los hombres, si bien también se sitúa en segundo lugar, cae hasta el ocho por ciento.

La problemática relativa a la movilidad geográfica ocupa el tercer lugar, con un cinco por ciento en el caso de los hombres y un uno por ciento en el de las mujeres.
En cuanto a los grupos de edad, llama la atención que son los más mayores (de 45 a 65 años) los que menos empleos rechazaron durante este periodo, con un porcentaje del nueve por ciento que sí lo ha hecho en alguna ocasión.

Por el contrario, en el grupo de entre 25 y 34 años, son un 24 por ciento los que afirman haber rechazado un puesto de trabajo, mientras que en los de 16 a 24 años el porcentaje es de un 22 por ciento y en los de 35 a 44 años, es del 17 por ciento.
Además, un 83 por ciento cree que se debería obligar a realizar jornadas de formación a los parados.

En la diferenciación por Comunidades autónomas, La Rioja y la Comunitat destacan por revelar el porcentaje más bajo de personas que buscan empleo que ha rechazado un trabajo en los últimos tres años, ambas con un 21 por ciento. En el otro lado se encuentran la Comunidad de Madrid, con un 35 por ciento, las Islas Baleares con un 33 y Castilla y León con un 32 por ciento.