Copa del Rey

La nueva vida de Iniesta

Lleva once titularidades seguidas y se ha olvidado de las lesiones. Guardiola le hará descansar en Ceuta

ANDRÉS INIESTA está cada vez más cómodo sobre el campo y se está acercando a su mejor nivel de juego gracias a encontrar continuidad
ANDRÉS INIESTA está cada vez más cómodo sobre el campo y se está acercando a su mejor nivel de juego gracias a encontrar continuidad

BARCELONA- De los trece partidos oficiales que ha disputado el Barcelona esta temporada, los doce últimos tienen un denominador común: Andrés Iniesta. El de Fuentealbilla ha logrado dejar atrás una temporada nefasta en cuanto a lesiones y ha encontrado una continuidad que le está permitiendo volver a alcanzar su mejor nivel. Iniesta está cada vez más cómodo y el Barcelona lo está notando.
Desde que entrara en la segunda parte del partido de vuelta de la Supercopa, en pleno mes de agosto, Iniesta no se ha caído del once en las ocho jornadas de Liga y las tres de Liga de Campeones. Su polivalencia ha servido a Pep Guardiola para compensar ausencias como la de Xavi, por lesión, o Villa, por sanción. Iniesta ha actuado tanto de falso extremo izquierdo como de centrocampista organizador y también de media punta.
El buen momento que está viviendo a nivel deportivo se traslada también al personal. Porque no sólo ha conocido hace poco el estado de buena esperanza de su novia, sino que en todos los campos a los que viaja con el Barça recibe una enorme ovación en agradecimiento al gol que marcó en la final del Mundial.
La racha de Iniesta se cortará mañana, en el debut azulgrana en la Copa del Rey. El centrocampista no viajará a Ceuta y gozará de una semana entera de descanso en la que podrá afinar su estado de forma. Tampoco estarán en la ciudad autónoma la mayoría de mundialistas que, junto al manchego, intentarán compensar estos días la falta de pretemporada.
El desplazamiento de los azulgrana hasta Ceuta prevé un viaje en avión hasta Málaga y luego, otro en helicóptero hasta la ciudad autónoma. Una opción inédita, pero la única que garantiza que la expedición barcelonista pueda regresar esa misma noche a Barcelona, cosa que hará a altas horas de la madrugada pese a todo. Keita será de los pocos integrantes del primer equipo que forme parte de la expedición, pero la idea no le seduce demasiado: «Si me da miedo un avión, imaginad un helicóptero...».