Iglesias anima al PSPV a dar la batalla electoral hasta el final

El PSPV, a pesar de las negativas expectativas de cara a las elecciones generales, continúa organizando la campaña.

El secretario de organización del PSOE, Marcelino Iglesias, y el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, ayer a la entrada de la Convención política
El secretario de organización del PSOE, Marcelino Iglesias, y el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, ayer a la entrada de la Convención política

Valencia- El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, intentó ayer levantar klos ánimos de sus compañeros valencianos a lo largo de su intervención en la Convención Política del PSPV, señalando que vayan a las elecciones generales sabiendo que nada está escrito y que tienen la obligación de dar esta batalla hasta el final y de ganarla sin ningún complejo por el programa, el partido o los candidatos.
Como se encontraba en Valencia, resaltó que en la Comunitat Valenciana, más que en ningún otro sitio, saben perfectamente cómo gobierna el PP, por lo que instó a hacer un esfuerzo titánico desde un partido que no va a bajar los brazos. «El gran desafío, el gran interrogante que tenemos que contestar desde aquí, es si somos partidarios de que gobiernen los mercados, o de que gobierne la política democrática. El PSOE tiene el mejor partido, tendrá el mejor programa y sin duda cuenta con el mejor candidato».
Aprovechó la ocasión para resaltar la gestión socialista y resaltó que el último presidente honorable de la Generalitat ha sido Joan Lerma, que hizo que la Comunitat Valenciana fuera un punto de referencia positivo en los años 80, en contraste con la actualidad, en la que por mucho que venda el PPCV la realidad es que hay un 24 por ciento de paro.
También intervino la ministra de Sanidad, Leire Pajín, quien hizo un llamamiento a ser el muro inquebrantable que impida que se dé un paso atrás en la sanidad y en la educación pública y en la ley de la dependencia, «cuestiones intocables para los ciudadanos y los socialistas somos los únicos garantes de la sostenibilidad del Estado del bienestar. La Comunitat Valenciana es el ejemplo más claro de todo lo contrario a la transparencia».
El portavoz municipal de Valencia, Joan Calabuig, criticó duramente la gestión del PP.