El PSOE a disposición de Rubalcaba para defender el Estado del Bienestar

El líder regional de los socialistas acusa a Herrera de no presentar las cuentas de 2012 «para que no se sepan los recortes». 

Óscar López comparece ante la prensa junto a Emilio Ávarez, Mario Bedera, Soraya Rodríguez y Jáuregui
Óscar López comparece ante la prensa junto a Emilio Ávarez, Mario Bedera, Soraya Rodríguez y Jáuregui

valladolid- Con Rubalcaba hasta la muerte. Pese a las encuestas tan desfavorables para el candidato socialista -la última de este periódico, tras el cese de las violencia de ETA, le deja a 15 puntos de Rajoy- el partido que dirige Óscar López en Castilla y León arrimará el hombro hasta las elecciones en defensa del Estado de Bienestar del que disfruta España. El dirigente socialista pide un esfuerzo extra a los suyos y asegura que harán una gran campaña «llena de propuestas y de ideas» para que el ex ministro de Interior mantenga la presidencia del Gobierno en manos de los progresistas. No faltó la puya a Herrera. López le volvió a recordar al presidente que está incumpliendo lo que prometió en su investidura: cumplir el Estatuto, al no haber presentado los presupuestos del próximo año en la fecha establecida, «solo por no dar a conocer a la sociedad los recortes que tiene previsto realizar».

Y es que, en el PSOE, siguen ‘erre que erre' con su estrategia de alertar a la ciudadanía de que si gana el PP las elecciones la calidad de vida de la que disfrutan los españoles se terminará. Lo puso de nuevo ayer de manifiesto el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, presente en la reunión de líderes provinciales en Valladolid. «Si el PP logra el poder bajará la dignidad laboral, introducirá el copago sanitario, reducirá las inversiones educativas y aumentará las tasas a los universitarios». El apocalipsis.

Jáuregui, buen orador, contrastó las «intenciones» del PP con las del PSOE, «garante del Estado de Bienestar en España». Y explicó que el modelo de los socialistas es es de una sociedad cohesionada, competitiva y protectora, en la que haya salarios justos y dignos para los trabajadores, y una presión fiscal adecuada al momento. «No queremos un país barato que destruya el bienestar social», señaló, contundente, en referencia a la última propuesta laboral de la Patronal. «Ni tampoco un país del sudeste asiático», dijo, tras afirmar que el modelo socialista es el de los países escandinavos.

Tuvo más reproches hacia el PP. El ministro acusó a los populares de «no haber ayudado nunca a España ni al Gobierno a salir de la crisis». «Todo lo contrario -continuó- que el PSOE, que siempre está ahí por responsabilidad. En los pactos de La Moncloa, en el 23F o en el pacto por las libertades y el terrorismo ofrecido por Zapatero a Aznar». Y avanzó que tanto si gobiernan como si no, tenderán su mano para salir de ésta, «porque los empresarios nos lo están pidiendo cada día.

ETA

Se ha colado en campaña, pese a que Rubalcaba asegura que no le interesa que se hable de la banda. Cinco días han pasado ya desde el anuncio de los terroristas de dejar las armas definitivamente, y los dirigentes socialistas siguen hablando de lo histórico del hecho, y sin que nadie les pregunte. Empiezan sus intervenciones recordando el momento porque les puede beneficiar. Ayer, tanto Jáuregui como Óscar López se refirieron al anuncio como una grandísima noticia. Y mientras López pedía a Herrera que se «ponga del lado de la sociedad», el ministro apostaba por reconvertir a la Democracia a los que han estado en la «cultura de la violencia» . Para ello, pidió la colaboración del lehendakari, del que dijo que tiene por delante una labor importante de avanzar en la convivencia y reconciliación sobre el aprendizaje de unas normas y orden democrático, y con las víctimas como base.

 

«Garantizamos la cobertura a ocho de cada diez parados»
La candidata socialista al Congreso de los Diputados por Valladolid, Soraya Rodríguez, se efirió también a la campaña que pretende llevar a cabo. Apostó por llevar a cabo cuantos debates públicos entre candidatos sean posibles, «para contrastar las propuestas de unos y otros», y explicó que su estrategia pasará por hablar del futuro pero tambien por recordar a la gente la «importante» gestión de Zapatero durante su mandato en materia social.

Al respecto, la también secretaria de Estado de Cooperación Internacional comparó las inversiones presupuestarias del actual presidente socialista este año con las de José María Aznar en 2004, «que se traducen -dijo- en un 60 por ciento más de recurso ahora que entonces, y en 30.000 millones de euros dedicados a dar cobertura a las personas que no tienen un empleo, que cubren a ocho de cada diez parados».

Asimismo, recordó que las pensiones medias han subido de 654 euros en 2004 a los 919 euros actuales, y que las pensiones mínimas también han aumentado bajo poder socialista, de los 384 euros hace siete años, a los 695 euros actuales. «Todo esto se lo explicaremos también a la gente en campaña».