El PP acusa a ZP de adoptar medidas electoralistas al dictado de Merkel

Garre y Pacheco afirman que el Gobierno se mueve por la improvisación y la imposición

Arsenio Pacheco y Alberto Garre analizaron desde la perspectia popular las claves de la batería de medidas que tiene previsto sacar adelante el Gobierno antes de las elecciones
Arsenio Pacheco y Alberto Garre analizaron desde la perspectia popular las claves de la batería de medidas que tiene previsto sacar adelante el Gobierno antes de las elecciones

MURCIA- «No hay viento favorable para el que no sabe donde va». Esta cita perteneciente al autor clásico Séneca sirvió ayer para que el diputado del Grupo Parlamentario Popular, Alberto Garre, definiera el derivar que a su juicio tiene el Gobierno central desde hace bastantes años. En opinión de Garre y de su compañero de formación política y diputado por Murcia en el Congreso de los Diputados, Arsenio Pacheco, el paquete de medidas diseñadas por el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, que se encuadran dentro del Decreto-Ley que tiene la intención de aprobar el Ejecutivo son una serie de propuestas «electoralistas e improvisadas» que no es descabellado pensar que van a favorecer la situación de ahogo económico por la que atraviesa el conjunto del país. Los populares entienden que la tesitura que presenta España requiere de la puesta en marcha de políticas de austeridad, pero «por encima de todo de un cambio de Gobierno que llegue al poder con las ideas claras y renovadas para remontar la situación», apuntó Garre.

El vicepresidente primero de la Asamblea Regional de Murcia ofreció la visión del PP acerca de algunas medidas recogidas dentro del Decreto-Ley auspiciado por Zapatero. De esta forma, declaró que considera una buena medida la reducción del gasto farmaceútico mediante la receta de medicamentos genéricos que ofrecen la misma eficacia médica que las marcas y permiten a las administraciones llevar a cabo un suculento ahorro en el gasto. Sin embargo, Garre puntualizó que no alcanza a comprender como el Gobierno propone esta solución cuando la criticó duramente en el momento que la pretendieron poner en marcha ejecutivos autonómicos del PP como fueron los casos de Galicia y Murcia.

Por otra parte, también mostró su sorpresa ante la reducción del IVA para la adquisición de vivienda nueva que propone el Gobierno, cuando él mismo se encargó de subir el tipo impositivo del siete al ocho por ciento, para finalmente bajarlo al cuatro. Además, señaló que la caducidad de la medida el 31 de diciembre es una cuestión que no sucederá si Mariano Rajoy gana en las elecciones del 20 de noviembre porque el PP está de acuerdo con la propuesta y la mantendrá en el tiempo. Por su parte, Pacheco afirmó que la reducción del IVA «puede ser una buena fórmula para viviendas que valen 200.000 euros, pero no para las que cuestan tres millones».

Otra medida con la que Garre y Pacheco mostraron su disconformidad fue con la de adelantar el impuesto de sociedades para las empresas porque consideran que provocará una rebaja de la tesorería de las mismas. En suma, desde el ámbito del PP se tiene la certeza de que en el Gobierno se carece de toda organización y todo se basa al dictado impositivo de líderes europeos como Merkel.


Casi nula presencia de Murcia en los decretos
- El PP criticó el excesivo uso que a su parecer está haciendo el Gobierno del mecanismo del Decreto-Ley, ya que ha dictado más que en las últimas cuatro legislaturas. Además, Garre criticó que en los cuarenta últimos casos únicamente en uno estaba presente la Región. Fue en el relativo a la reconstrucción de Lorca tras los seísmos y el diputado popular lamentó que no se esté llevando a cabo. Para los populares, el Decreto-Ley es poco común en una Monarquía Parlamentaria y no se debe abusar de esta fórmula.