Después del frenazo el apagón

Juan Roig, presidente de Mercadona, obliga a los miembros de su equipo directivo a llevar una moneda de un céntimo en el bolsillo para que la cultura del ahorro guíe sus actuaciones. Que se sepa, José Blanco no ha dado consigna similar a los suyos, pero sus decisiones al frente del Ministerio de Fomento siguen el mismo espíritu ahorrador. Recortes en la inversión en infraestructuras, en los salarios de los controladores aéreos y, ahora, en el gasto en electricidad para iluminar la red de carreteras.

José Blanco anunció ayer otra medida del plan de choque energético
José Blanco anunció ayer otra medida del plan de choque energético

El ministro anunció ayer que su departamento trabaja en la elaboración de un plan de eficiencia energética para ahorrar un 50% del gasto en iluminación en la red de carreteras del Estado. El proyecto se enmarca en la ofensiva de ahorro energético que lanzó el pasado viernes el Gobierno para compensar la subida del precio del petróleo motivada por las revueltas en los países árabes. Lo que Blanco todavía no sabe es cómo acometerá la medida: si con bombillas de bajo consumo, con sistemas de iluminación LED... o, directamente, con apagones.

Circular

Lo cierto es que en una circular enviada hace unos meses por la Subdirección General de Conservación y Explotación de Carreteras a las demarcaciones de vías, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, ya se sugería esta posibilidad. En la comunicación, titulada «Nota de servicio sobre actuaciones a realizar por las demarcaciones de carreteras para reducir el consumo de energía en las instalaciones de alumbrado», se sugería apagar «los tramos de autovía en campo abierto, salvo autorización expresa del director general de Carreteras», con el objeto de reducir el consumo de energía eléctrica en las carreteras pertenecientes a la Red del Estado.

Para los tramos urbanos o preurbanos de autovías, el departamento sugería restringir la iluminación en intensidad y franja horaria. Para ello, se pedía apagar instalaciones en determinadas franjas horarias, reducir la intensidad de la iluminación a ciertas horas e, incluso, el apagado total de la instalación. En los enlaces, el documento afirma que «deberá estar subordinada a la intensidad horaria de vehículos que utilicen el enlace, que en caso de no ser alta, puede justificar el apagado de la iluminación».

Sólo en las carreteras convenciales plantea el documento mantener la iluminación existe. Eso sí, aboga por que se plantee la disminución del consumo, empleando cortes totales o parciales o reducciones en algunas franjas horarias, si es posible.

En respuesta a la propuesta de Blanco, la Asociación Española de la Carretera (AEC) advirtió ayer de que recortar la iluminación de las vías puede ser «bastante peligroso» y «producir accidentes muy graves».